Seguridad

El juez que dejó libre al etarra ‘Tontxu’ quiere ahora meterle en prisión

Fue detenido por entrar en España con un pasaporte falso y quedó en libertad por su estado de salud, pero el magistrado le citará a declarar para determinar las medidas cautelares

Luis Miguel Ipiña Doña 'Tontxu'.
photo_cameraLuis Miguel Ipiña Doña 'Tontxu'.

El miércoles, la Policía Nacional detuvo en el aeropuerto de Barajas al etarra Luis Miguel Ipiña Doña, alias ‘Torero’ o ‘Tontxu’. Le sorprendieron intentando entrar en España, procedente de Bogotá (Colombia), con un pasaporte falso.

‘Tontxu’ marchó a México en 1980 y desde entonces no había vuelto a España. Obtuvo la nacionalización en 1987. Allí, fue enviado a la cárcel en 2011, condenado por posesión de arma de fuego restringida a los miembros del Ejército y por sus vínculos con ETA. Fue puesto en libertad un año después, ya que un juez declaró nulo el registro del domicilio en el que le incautaron el arma.

El miércoles, tras trasladarle desde Barajas a la Audiencia Nacional, el titular del juzgado central de instrucción número 6, Manuel García-Castellón, le dejó en libertad pese a que España solicitó su extradición en 2015 por varios atentados.

Lo hizo en atención a su “precario estado de salud” y debido a que la Fiscalía no solicitó cárcel porque los múltiples delitos que se le atribuyen han prescrito, salvo un presunto caso de enaltecimiento del terrorismo en las redes sociales.

Nueva citación

Sin embargo, según ha podido saber Confidencial Digital, el magistrado tiene intención de ordenar el ingreso en prisión del etarra, que actualmente se encuentra en su San Sebastián natal. Para ello, le citará a declarar “hacia finales de mes”, según explican las fuentes consultadas a ECD.

Este confidencial ha podido saber que García-Castellón prepara el interrogatorio junto con la fiscal del caso, Teresa Sandoval. Su objetivo es “escuchar” a ‘Tontxu’ para después determinar las medidas cautelares que considere pertinentes, sin descartar la prisión provisional; al contrario, “es muy posible” que la ordene, según la mismas fuentes.

Historial sangriento

Ipiña fue uno de los miembros más activos de ETA de finales de los años setenta. Pese a que abandonó España hace casi cuarenta años, cuenta con un largo historial de presuntos delitos. Se unió a la banda en diciembre de 1977 de la mano del dirigente José María Pagoaga Gallastegui, ‘Peixoto’. Él le instruyó militarmente en Francia.

Formó parte del comando Otxobi junto a duros de la banda como José María Zubiaurre Portugal, Ángel Castrillo Alcalde, Ignacio Orueta Pardavila y José Miguel Galdós Oronoz, informa Roberto R. Ballesteros en El Confidencial.

El mismo mes que se adscribió a la banda, ‘Tontxu’ colocó una bomba en el cuartel de la Guardia Civil de Pasajes que afortunadamente no llegó a explotar. En febrero, cuando no llevaba ni tres meses en ETA, participó en el atentado contra el guardia civil retirado Manuel Villa en San Sebastián, en el que el agente resultó herido.

Su siguiente acción tuvo lugar en abril de 1978: colocó una bomba en el parque móvil de la capital donostiarra que hirió a catorce personas y produjo daños materiales graves. Y tres meses después, en junio del mismo año, intentó colocar otro artefacto explosivo en el coche del empresario Luis Nájera, que le sorprendió a tiempo.

No tardó mucho en volver a escena. En octubre, colocó otra bomba en el coche de un agente de la Guardia Civil, que se dio cuenta de la trampa y salvó la vida. A la vista del fracaso, al mes siguiente, en noviembre, colocó otro artefacto en otro vehículo y consiguió herir de gravedad al agente Juan Malpica, que perdió una pierna.

Asesinatos

‘Tontxu’ comenzó 1979 con su primera víctima mortal: los servicios de inteligencia le atribuyen el asesinato del comandante del Ejército José María Herrera, el 2 de enero de ese año en San Sebastián. Murió tras alcanzarle tres balas de metralleta disparadas presuntamente por Ipiña.

A los dos meses, el 22 de marzo, puso una bomba en la sucursal donostiarra del banco Credit Lyonnaise. En abril, participó junto a sus compañeros de comando en el intento de asesinato del ‘popular’ Gerardo Gómez Chaos, que recibió cinco tiros de pistola y quedó muy grave. Pocos días después, ‘Tontxu’ disparó varias veces contra un panadero de Rentería, que resultó herido de gravedad.

Desapareció hasta febrero de 1980, cuando participó, junto con Zubiaurre, en el asesinato del coronel del Ejército Eugenio Sarasibar González de Durana, ex jefe del economato de San Sebastián.

Cuando Zubiaurre fue detenido a los pocos meses, ‘Tontxu’ huyó a México. Intentó regresar a España en 1982 y fue localizado por la Gendarmería francesa, que le dejó marchar cuando les presentó un pasaporte mexicano. Volvió al otro lado del Atlántico, donde ha permanecido desde entonces hasta el pasado miércoles.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?