Baño.
photo_camera Baño.

Tendencias

Cómo tener un SPA dentro de tu hogar

Presta atención a los consejos que te damos

¿Hay alguien a quien no le guste pasar un fin de semana relajante en un spa? Balnearios, termas y centros de spa son destinos ideales si buscas una escapada.

Pero ¿y si te dijera que puedes tener un spa dentro de tu hogar? No necesitarás salir de casa para tener una experiencia relajante.

Cambia tu bañera por un plato de ducha y habrás iniciado un camino de no retorno hacia la relajación.

Si quieres conocer el resto de pasos, presta atención a los consejos que te damos y tú también podrás tener tu rincón de relax en tu propia casa.

Instala un plato de ducha

En ciertas ocasiones, el principal obstáculo para tener un baño relajante es la falta de espacio. Sustituir la bañera por un plato de ducha es una forma de aprovechar el espacio y tener más sensación de amplitud.

Otro elemento que hará que tu baño se parezca a un spa, independientemente del tamaño que tenga, es la instalación de una buena columna de hidromasaje.

Con los jets de hidromasaje podrás disfrutar plenamente de todos los beneficios de la hidroterapia y sentir sus efectos relajantes desde el primer momento.

Esta combinación, además de práctica, es ideal para todo aquel que quiera realizar una reforma en el baño sin gastar demasiado.

Si te animas a dar el paso, ponte en contacto con una empresa que haga presupuestos para reformar baños y en poco tiempo tendrás instalado un pequeño paraíso en tu hogar.

 

Crea el ambiente adecuado

Para que la experiencia sea plena y verdaderamente tengas la sensación de estar en un auténtico spa, los detalles son fundamentales.

Siguiendo los consejos que te enumeramos a continuación conseguirás dar a tu baño un ambiente de spa que nada tiene que envidiar a los de un hotel de lujo.

1. Decora con materiales naturales

Los elementos naturales te ayudarán a dar ese toque tranquilo y calmado a tu baño.

Piensa en madera, piedra y plantas para conseguir el acabado de spa perfecto.

Puedes usar por ejemplo una banqueta de madera o un taburete te va a resultar muy útil. Utilízala para sentarte o simplemente para dejar la bebida que te acompañe en tu sesión de relajamiento.

2. Plantas vivas

Las plantas vivas también son un elemento que ayuda a crear ese ambiente relajante que poseen los spa.

La sensación de estar en plena naturaleza te será de mucha ayuda para desconectar del ajetreo del día a día.

Un pequeño truco: el efecto relajante se consigue mejor si utilizamos plantas de hojas verdes sin flores.

3. Utiliza una luz suave

Para conseguir una luz ambiental que te ayude a desconectar puedes usar puntos de luces LED estratégicamente situadas.

Las luces cálidas a baja intensidad te ayudarán a relajarte y conseguir un estado de paz.

Otra opción es utilizar velas en lugar de la luz de fuente eléctrica. Las velas aromáticas proporcionan una luz tenue a la vez que desprenden olores que te llevarán a parajes naturales llenos de paz y tranquilidad.

Como ves, hacer un spa en tu propia casa no es un capricho al alcance de unos pocos. Con una pequeña reforma puedes disfrutar de la misma relajación que tendrías en un spa de lujo.

Y con una ventaja adicional, no tendrás que salir de la comodidad de tu hogar.

Almeida recalca la “necesidad” de recordar el Holocausto para que “no vuelva a suceder”

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?