Bugaboo
photo_camera Bugaboo

Tendencias

Sacos Bubaboo direrentes y originales

¿Pasan frío los bebés?

Los días fríos ya se acercan y hay que tenerlo todo preparado para que el bebé vaya muy cómodo y calentito.

Los más chiquitines van muy felices en el capazo, bien tapados por el edredón, pero, cuando se hacen más mayorcitos, los sacos Bugaboo resultan la opción más cómoda y segura para que el bebé se mantenga calentito en la sillita de paseo.

¿Pasan frío los bebés?

A todos nos preocupa la idea de no poder preguntarle a nuestro bebé cómo se siente, si está cómodo o si tiene frío.

Utilizar un saco para la sillita, sea cual sea, ya que siempre puedes usar sacos universales, es la opción preferida por la mayoría de papás y mamás, ya que permite mantener al bebé abrigado y con libertad de movimientos.

La opción de los monos acolchados es también buena idea, sobre todo en lugares muy fríos, en los que deberás combinar ambos. Pero lo cierto es que el mono limita los movimientos y la capacidad de exploración del bebé, además de que es posible que le haga pasar calor.

En principio, la opción más sensata es llevar al bebé sin mono y dentro del saco, siempre que sea posible, para que esté menos agobiado y el calor sea más homogéneo.

Cómo son los sacos para sillitas

El diseño del saquito es básicamente de dos trozos de tela, a modo de un saco de dormir con cremallera.

En la parte superior trasera la tela se dobla para fijarlo al aro de estructura de la silla. Lo mejor cuando lo usemos será quitar la funda de la silla, para que el saco quede directamente fijo a la base.

En la parte de abajo su diseño hace que caiga directamente sobre el reposapiés sin sobresalir.

El vídeo del día

Repsol invertirá 18.300 millones para acelerar plan hacia compañía cero emisiones.

Los sacos por dentro son de forro polar, y por fuera de material cortavientos, ideal para que no sea necesario que el saco sea demasiado pesado, ya que esta tela va a impedir que pasen el viento o el frío.

Otra ventaja es que este material, sin ser propiamente impermeable, sí que retarda el calado del agua, por lo que si te pillan unas gotas sin burbuja no pasa nada. 

Por supuesto, el saco se puede lavar en lavadora y secar en secadora (en la mayoría de los casos), aunque lo cierto es que sus materiales hacen que se seque muy rápido al aire.

Elige un saco que vaya con tu estilo

Ya sea un saco Bugaboo o un saco universal, lo importante es que se adapte correctamente a tu cochecito para que tu bebé esté bien abrigado.

Puedes encontrar sacos muy bonitos, de distintos estampados, flores, dinosaurios, corazones, animales y hasta calaveritas. Aunque si lo prefieres liso también tienes muchos colores a elegir. 

¿Qué hago con el saco cuando no hace frío?

Un saco bonito puede usarse como funda, ya que la cremallera separa totalmente la parte frontal y… ¡listo! 

Otra muy buena opción es hacerte con dos rellenos diferentes, uno para más invierno y otro para el entretiempo, aunque esto dependerá sobre todo del clima en que vivas. 

En definitiva, el saco para la sillita del bebé es un artículo muy necesario que facilitará mucho las cosas a la hora de mantener al bebé abrigado, evitándose las continuas molestias al añadir o quitar ropa. Los sacos actuales son muy bonitos y variados, y pueden usarse como funda en épocas menos frías.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?