Vivir

6 días después del polémico cruce en la pista

Ajetreado mes de julio en El Prat: otro incidente en el aterrizaje de dos aviones

Aviación Civil investiga el “acercamiento excesivo” de dos Airbus de Vueling que tuvieron que realizar una “maniobra evasiva”

Uno de los Vueling afectados en el incidente de El Prat.
photo_camera Uno de los Vueling afectados en el incidente de El Prat.

El pasado mes de julio, dos aviones de Vueling tuvieron que realizar una maniobra evasiva al detectarse un “acercamiento excesivo” entre ambas aeronaves. Se produjo seis días después del incidente registrado en el aeropuerto de El Prat, donde un avión que estaba aterrizando tuvo que abortar la maniobra al encontrarse otro aparato circulando por la pista.

Julio fue un mes movido para los controladores del aeropuerto de El Prat. En primer lugar, por el incidente acontecido el 5 de julio en el que dos aeronaves corrieron peligro de colisionar mientras maniobraban en la pista.

El Boeing 767-300 de la aerolínea rusa Utair se encontraba en el tramo final para el aterrizaje cuando tuvo que realizar una maniobra evasiva al detectar otra aeronave –un Airbus 340-300 de Aerolíneas Argentinas- que se encontraba cruzando en ese momento la pista.

El avión ruso abortó la operación y retomó el vuelo, consiguiendo aterrizar minutos más tarde. Esta situación, que incluso fue grabada en vídeo, supuso el inicio de una investigación por parte de la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes de Aviación Civil (CIAIAC).

Otro incidente 5 días después

Según ha sabido El Confidencial Digital, tan sólo seis días después de producirse este hecho se registró un nuevo incidente que aún está siendo investigado.

Dos aviones de la compañía Vueling –ambos modelos Airbus A320-, con matrícula EC-IZD y EC-LZZ, se encontraban realizando una maniobra de aproximación a la pista de El Prat.

Sin embargo, durante la aproximación, ambos aviones tuvieron que realizar una maniobra evasiva ya que según los informes de la CIAIAC se registró un “acercamiento excesivo” de las aeronaves.

Analizados posteriormente los datos de la traza radar –y desconociéndose la trayectoria de los dos aviones-,  el momento de máxima proximidad fue de 1,1 millas náuticas –unos dos kilómetros- en horizontal, y 300 pies de altura –unos 91 metros-.

Las aeronaves, tras realizar la maniobra evasiva y retomar una nueva trayectoria, tomaron tierra sin que se produjera daño alguno. De momento, la investigación de la  CIAIAC continúa abierta.

El vídeo del día

Ayuso cree que el nacionalismo catalán “se está hundiendo”.
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?