Vivir

El hijo de Gadafi, expulsado del máster que cursaba en el Instituto de Empresa, estaba desaparecido en Estados Unidos donde tenía que haber hecho unas prácticas

Khamis Muammar, hijo del dictador libio Gadafi, ya no es alumno del Instituto de Empresa. La dirección de la entidad decidió el jueves la expulsión por incumplir las prácticas que, de acuerdo con el programa, tenía que estar realizando en Estados Unidos.

Según ha sabido El Confidencial Digital, Khamis, que en abril de 2010 inició el curso en el IE, debería encontrarse realizando prácticas en una empresa estadounidense con la que tiene convenio el centro, pero la dirección del programa llevaba dos semanas sin tener noticia sobre su paradero

Desde Madrid, se realizaron llamadas telefónicas a los Estados Unidos, sin que fuera posible dar con él.

La semana pasada, los medios de comunicación afirmaron que Khamis Muammar Gadafi lideraba las brigadas militares que estaban reprimiendo a la población civil en Libia. Según fuentes del Instituto de Empresa, el IE esperó a confirmar esas informaciones para tomar una decisión al respecto.

El jueves, la dirección del Máster se reunió y analizó el Código Ético del centro, decidiendo que lo más apropiado era la inmediata expulsión del hijo de Gadafi, al que aún no le ha comunicado la noticia ante la imposibilidad de conectar con él.

La matrícula, al contado

Alumnos del IE contactados por ECD cuentan que el hijo de Gadafi se matriculó en abril abonando íntegramente la matrícula del curso, a pesar de su elevada cuantía, sin recurrir a distribuirla en plazos, como suele ser lo habitual entre los alumnos. Su fotografía figuró en la web de la escuela junto con la de los restantes miembros de la promoción.

El Instituto de Empresa, que conocía la identidad del nuevo alumno, pidió a todos los profesores que mantuvieran la máxima reserva sobre su presencia en Madrid, cosa que se cumplió absolutamente.

Los alumnos no supieron de quién se trataba, y lo único que le escuchaban decir era: “Soy de Libia”. El máster se cursaba en inglés, y su actitud cuando asistía a clase se considera ‘normal’, si bien reconocen que era “un poco fardón”. Montaba grandes fiestas en Mallorca, donde, como se ha contado, tenía un barco espectacular (ver noticia). Además, en su residencia en Madrid tenía a su servicio dos personas.

La costumbre en el IE suele ser que los alumnos de una nueva nación creen un ‘club’ con el nombre de su país, cosa que no ha ocurrido con Khamis Muammar Gadafi: no creo un “Club de Libia”.

Intervenir sus casas en Marbella

Una asociación ciudadana malagueña, Iniciativa Marbella San Pedro, ha solicitado que sean intervenidas las viviendas que en Marbella posee la familia Gadafi, y que utilizan como residencias cuando hacen acto de presencia en España sus hijos Aisha y Seif el Islam. Y lo mismo con las posesiones en Sabinillas (Manilva), posiblemente en Nerja, en Sotogrande (San Roque en la provincia de Cádiz), así como en Sevilla y Granada.

Ha demandado también que el Banco de España haga uso de sus atribuciones para el control y congelación de las cuentas, y de los movimientos que realizan las entidades Aresbank y Libyan Foreign Bank, igualmente en poder de la familia Gadafi.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable