Vivir

Madrid comienza en diez días un estudio de seroprevalencia frente al coronavirus en las residencias de ancianos

El objetivo es determinar la inmunidad frente al Covid-19 de los internos y del personal de los centros para establecer protocolos de actuación

Ancianos.
photo_cameraAncianos.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha pedido a la Comunidad de Madrid que garantice las medidas de seguridad y protección para residentes y trabajadores de los centros sociosanitarios de la Comunidad de Madrid ante el inicio del protocolo de visitas en los centros y después de que en algunos se hayan tenido que suspender las visitas por la aparición de nuevos contagios.

Ello ha motivado que la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS) haya informado a las residencias de mayores y centros de atención para personas con discapacidad intelectual públicas de la realización en unos 7-10 días de un estudio de seroprevalencia que la Comunidad de Madrid va a realizar en todos estos centros sociosanitarios.

El objetivo es determinar la seroprevalencia de anticuerpos frente a SARS-CoV-2 en todos los residentes y personal de estos centros para así poder establecer posibles protocolos de actuación en lo relativo al manejo clínico de los casos de infección por COVID-19 y facilitar la ubicación de residentes y funciones del personal.

El estudio es voluntario y precisa de consentimiento y cumplimentación de un cuestionario que se facilitará en cada centro cuando se ponga en marcha. Los trabajadores interesados deberán comunicarlo en el centro de trabajo.

CSIF considera positiva la realización de este estudio y pide que otras consejerías tomen nota y lo pongan en marcha. En este sentido, CSIF Educación Madrid ha pedido a la Administración ampliar estas pruebas a los centros docentes por existir riesgo claro de exposición al virus.

En cuanto a los nuevos positivos en las residencias, en ninguna se han superado los 10 casos por centro. Sin embargo, por cada nuevo caso se produce un efecto domino, ya que es obligatorio aislar el módulo de origen, con la afectación a los compañeros de módulo y del personal que trabaja en el mismo en distintos turnos.

La mayor parte de esos rebrotes se han producido desde los módulos verdes, supuestos espacios limpios y donde los trabajadores prestan servicio con medidas de protección menos exigentes. No obstante, en general la dotación de material de protección está mejor organizada, registrándose únicamente alguna carencia de guantes.

CSIF lleva desde el 2 de abril demandando con reiterados escritos a la Gerencia del AMAS la necesidad de realizar este tipo de estudios junto con la PCR a usuarios y personal de los centros para poder prestar una atención segura a residentes, proteger la salud de los trabajadores y controlar el circuito de contagios instalado en los centros residenciales.

Por ello, CSIF advierte a la Administración que, tras la puesta en marcha del protocolo de visitas de familiares a residentes en los centros, debe exigir que se cumplan las medidas de protección y de salud necesarias para poder desarrollar esas visitas en condiciones de seguridad.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?