Vivir

Así logra gestionar Pfizer en España la vacuna más complicada contra el Covid

Suministros diarios, bandejas de 195 viales, una vez descongelada de los -70ºC aguanta como principio activo durante un mes

Pfizer Puurs_COVID-19_Freezer Facility & Shipping Process 11
photo_camera Cajas con la vacuna de Pfizer en su fábrica de Puurs

Más de 30 millones de Españoles han recibido ya al menos una dosis de la vacuna contra la covid, algo que dicho hace un año parecería impensable. El logro ha sido posible gracias a los científicos que han desarrollado una vacuna en un tiempo récord, se ha hecho en un año el trabajo de diez, y a una cadena logística capaz de unir un pueblo de Massachusetts en pleno Rust Belt con el Wanda Metropolitano.

La vacunación en España hubiera sido inconcebible sin Pfizer. La farmacéutica norteamericana fue la primera que tuvo disponible el medicamento, a España llegó el 27 de diciembre, y desde entonces, según datos del Ministerio de Sanidad, se han inoculado 21 millones de dosis, muy lejos de la siguiente, AstraZeneca con 5 millones. Sin embargo, para lograrlo ha sido necesario afinar una maquinaria logística capaz de dejar en una mera anécdota los problemas de suministro.

Como para cualquier bien, hacen falta materias primas para fabricar una vacuna. Estas son variopintas y los farmacéuticos señalan que van desde sustancias químicas a viales de cristal y bolsas de plástico, algunos laboratorios denunciaron la escasez de estas últimas. Pfizer fabrica sus materiales en St. Louis (Missouri), una ciudad del Midwest que además de las mayores tasas de crimen de Estados Unidos tiene una potente industria farmacéutica y biotecnológica.

La primera parada que hacen las materias primas de Pfizer es Andover (Massachusetts) a 2113 kilómetros. Este es un pueblo de 36.500 habitantes convertido en suburbio de Boston y sufrió al igual que su estado una fuerte desindustrialización en las últimas décadas de los 80. A fecha de 2021, el óxido ha sido sustituido por nuevas fábricas y por sedes de empresas. Junto a Pfizer se asientan Mercury Systems o Philips.

En el último año este pueblo de Nueva Inglaterra se ha ganado un puesto en el mapa ya que es allí donde la farmacéutica fabrica la sustancia farmacológica, es decir el componente activo destinado a ejercer una protección inmunológica. En el caso de la vacuna de Pfizer contra la covid es un preparado de ARN mensajero.

Una vez sintetizado el suero precursor de la inmunización este podrá tomar dos caminos para convertirse en una vacuna: Kalamazoo (Michigan) o Puurs (Bélgica). Las dosis destinadas al este del Atlántico se terminan de fabricar y se distribuyen desde suelo europeo, para ello han de cruzar el océano manteniendo una cadena de frío.

Territorio europeo

Puurs es una localidad flamenca de 17.000 habitantes que además de la vacuna para el covid produce unos espárragos muy afamados en Bélgica. La ubicación de la fábrica europea de Pfizer no se escogió al azar, ya que está a 25 minutos en coche del aeropuerto y del puerto de Amberes, el mayor de Europa. En la localidad se termina de crear, embotellar en los viales y de embalar la vacuna. El proceso al detalle es el siguiente:

  1. Los ingredientes que se emplean en el proceso de formulación llegan a la planta de Puurs congelados.
  2. El equipo de formulación comienza con ARNm y lípidos, que luego combinan y "mezclan" en lo que se ha llamado descarga de nanopartículas lipídicas
  3. Para formar las nanopartículas lipídicas, se necesitan disolventes que deben ser eliminados de nuevo posteriormente. Estos disolventes se eliminan de la mezcla mediante filtración de flujo tangencial.
  4. La vacuna a granel se diluye a la concentración adecuada, se filtra asépticamente y se transfiere a una línea de llenado donde se introduce en un vial esterilizado y se tapa.
  5. Se termina el tanque de formulación llevándolo a la concentración correcta, agregando sacarosa y finalmente filtración estéril. Esta formulación a granel se transporta luego en un tanque al área de llenado, se conecta a la línea de llenado y se llena en viales (0,45 ml).
  6. Los contenedores llenos se mandan a los congeladores de almacenamiento a la espera de su empaquetado final en contenedores de transporte de hielo seco (la vacuna ha de conservarse a -70º).

La fábrica del laboratorio norteamericano en Europa ha vivido en los primeros seis meses de 2021, según explica Pfizer a El Confidencial Digital, "el mayor aumento de la producción industrial de la historia de la industria farmacéutica". Esto ha sido posible gracias a medidas como duplicar el tamaño de los lotes, aumentar las salas de formulación y de empaquetado y a la búsqueda de nuevos proveedores de materias primas. Semejante logro ha permitido que la farmacéutica cumpliera sus contratos de suministro con la Unión Europea, al contrario que otros laboratorios como AstraZeneca, y que a corto plazo creciera su capacidad de suministro.

La labor de Pfizer no termina con la fabricación. Según contó El Confidencial Digital, las obligaciones de la firma terminan cuando las vacunas llegan a los puntos de vacunación. Para transportar las dosis a España la farmacéutica cuenta con UPS HealtheCare y "se envían los viales congelados al punto de vacunación". Para asegurar la temperatura, el laboratorio emplea "contenedores especialmente diseñados y con control de temperatura que utilizan hielo seco para mantener las condiciones de temperatura recomendadas".

Llegada a España

Una vez que el avión con las vacunas aterriza en España, la custodia de los viales pasa a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y se distribuyen por toda la geografía española. Según explica la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid la cantidad de dosis que se destina a cada autonomía depende de "criterios de población" y una vez repartidas por autonomías estas "llegan a tres almacenes" de los que Madrid dispone para su almacenamiento.

Para acomodar las dosis de Pfizer, la Comunidad subcontrató en diciembre el almacenamiento con la empresa Logista como señaló El País. En el documento se desglosa que el acuerdo es para el "servicio de logística para el almacenamiento, preparación y distribución de 250.000 dosis de la vacuna frente al covid" y el monto total alcanza los 156.204 euros que incluyen el empleo de ultracongeladores. El transporte y almacenamiento de la vacuna de Moderna también se subcontrató a posteriori a la misma firma y la de Astrazeneca se adjudicó a DHL por 85.658 euros. Logista ha declinado participar en el reportaje y exponer cómo trabaja para conservar y distribuir la vacuna.

La colaboración entre la empresa de transporte y la Comunidad de Madrid no cesó tras sobrepasar el volumen de dosis almacenadas y distribuidas por Logista el cuarto de millón. El Ejecutivo autonómico explicó a El País que había un nuevo contrato en tramitación. En febrero, cuando la prensa se hizo eco de los contratos, Madrid justificó la externalización de la logística en que "se necesitan vehículos de -20º" para que se mantengan en óptimas condiciones.

"Todas las comunidades autónomas hemos externalizado el almacén y la distribución" sentenció un portavoz del Gobierno regional para zanjar la polémica que se desató.

El día de la vacunación

Una vez en los almacenes de la Comunidad de Madrid la vacuna reposa en ultracongeladoras capaces de lograr los -70º, según explican fuentes de la Consejería de Sanidad, donde se guardan en bandejas de 195 viales multidosis de 2ml. Cada caja recibida por la Comunidad contiene de dos a cinco bandejas. Los envíos de dosis a los centros de vacunación se realizan "o bien diariamente o bien semanalmente, según las dosis que vayan a utilizar".

Las vacunas se transportan en vehículos de reparto, "en cajas especiales que mantienen la temperatura entre -15º y -25º hasta los centros de vacunación y allí se descongelan o bien en frigorífico o bien a temperatura ambiente". El tiempo que un vial sin abrir puede aguantar descongelado a una temperatura entre 2º y 8º son 30 días. Por lo tanto, la Consejería de Sanidad asegura a El Confidencial Digital que no hay peligro de que se pierdan dosis si no acuden todos los pacientes citados. La descongelación de futuras dosis va en consonancia con las necesidades y existencias de viales descongelados que hay en los grandes centros de vacunación.

La vacunación en Madrid se ha concentrado en dos grandes espacios, el Hospital de Pandemias Isabel Zendal y el Estado del Atlético de Madrid. Hasta allí acuden a diario decenas de miles de madrileños y sus correspondientes dosis. Como diría el Cholo Simeone, partido a partido, vacuna a vacuna, se está ganando al covid.

El vídeo del día

Así se construye el avión supersónico silencioso X-59 de la NASA
Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?