Sábado 17/02/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

La Armada siguió con atención la escala del HMS Queen Elizabeth

Gibraltar gana con el Brexit: Londres pretende convertir el Peñón en base estratégica

El Reino Unido está dispuesto a ampliar la longitud y calado del puerto de la colonia para que pueda albergar a sus nuevos portaaviones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Todavía no está claro cuál es el estatus que tendrá Gibraltar una vez se complete el proceso del Brexit y Reino Unido quede definitivamente separado de la Unión Europea. Pero lo que está claro es que Londres quiere seguir contando con el Peñón como base estratégica para su armada.


El HMS Queen Elizabeth. El HMS Queen Elizabeth.

El pasado fin de semana Gibraltar recibió la visita del primero de sus nuevos portaaviones, el HMS Queen Elizabeth. Un gigante de 280 metros de eslora que, junto al HMS Prince of Wales, está llamado a ser la pieza clave de la estrategia naval militar del Reino Unido en las próximas décadas.

El buque realizó una pequeña escala mientras se prepara para realizar una serie de ejercicios marítimos como portahelicópteros. Las pruebas con los cazas F-35 están previstas para este próximo verano.

El portaaviones no cabe

Sin embargo, el Queen Elizabeth no pudo entrar directamente al puerto de Gibraltar. Su base naval no está preparada para dar cobijo a un buque de tal dimensión, el más grande que jamás haya servido a la Armada del Reino Unidos.

Tal y como contó El Confidencial Digital, al puerto sólo pueden acceder buques de un calado de hasta 9 metros. El HMS Queen Elizabeth tiene un calado de 11 metros. Además, la maniobra de atraque –que implica el uso de remolcadores- necesita un espacio amplio. Las especificaciones técnicas sólo permiten la maniobra de buques de hasta 150 metros de eslora, casi la mitad de los 280 metros del Queen Elizabeth.

Esto obligó al buque a permanecer en un muelle exterior, sin la protección que ofrece el dique. No sólo ante las inclemencias meteorológicas y al estado de la mar, sino también ante un potencial ataque enemigo.

 Y algo más importante, al menos en términos políticos: amarrar el buque en la zona exterior del puerto supone hacerlo en aguas que España no reconoce como propiedad de la colonia. Madrid tan sólo se reconoce la legitimidad sobre las aguas del interior del puerto.

El Brexit permitirá ampliar el puerto

La visita fue traducida como una victoria política y simbólica en Gibraltar de cara a un futuro Brexit por el que los gibraltareños votaron no de forma abrumadora: sólo un 4 por ciento respaldó la salida de la Unión Europea.

De hecho, en la prensa gibraltareña ya se han dado a conocer los supuestos planes del Ministerio de Defensa para ampliar las instalaciones marítimas del Peñón de forma que, en un futuro, permitan albergar en su interior a los nuevos portaaviones británicos.

No es sólo que así lo haya trasmitido la Royal Navy a las autoridades durante su visita de este fin de semana. La propia Armada española también cuenta con ello. En destacados círculos militares se da por hecho.

Según fuentes militares consultadas por El Confidencial Digital, los planes para mejorar la base naval de Gibraltar y convertirá en un punto estratégico para la marina británica son bien conocidos desde hace años.

Sin embargo, explican estas fuentes, la pertenencia de España y Reino Unido “al club” de la Unión Europea dificultaba la implementación de las instalaciones del Peñón. Algo que queda superado cuando se oficialice la salida de Reino Unido de la UE. Londres tendrá vía libre para hacer y deshacer a su antojo en Gibraltar.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·