Lunes 11/12/2017. Actualizado 18:51h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

15 consejos para ahorrar hasta un 30% en calefacción este invierno

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una de las mayores desventajas del invierno es tener que encender la calefacción, debido al elevado gasto que ésta conlleva. Con la bajada de las temperaturas, la cuantía de nuestra factura de la luz y gas sube, alcanzando probablemente las cifras más altas durante el año.

Un hogar que se calienta a través de chimenea. Un hogar que se calienta a través de chimenea.

Según un estudio sobre consumo energético realizado por el Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), en 2014, los españoles gastamos una media de 990 euros al año. De esta cifra, entre el 45% y el 60% corresponde al gasto en calefacción.

Hay muchos métodos para ahorrar lo máximo posible en calefacción, sin embargo o estos métodos no son conocidos por todos, o aquellos que los conocen, ignoran la mitad restante. Estos consejos han sido resumidos por Wiquot, gestor de finanzas personales.  Es, por ello, importante darlos a conocer y aplicarlos en nuestros hogares, con el fin de que haciendo muy poco consigamos ahorrar bastante en esta factura.

Pequeños trucos con los que ahorrar bastante en calefacción

-- Purgar los radiadores. Aunque parezca insignificante, es un gesto muy importante a tener en cuenta. Esto se debe a que las burbujas de aire que se crean y se acumulan en su interior impiden la transmisión de calor y hacen que aumente el consumo energético.

-- Ventilar la casa por la mañana. Conviene que sólo abramos las ventanas por la mañana y las cerremos cuando haya pasado, como mucho una hora. De esta forma, evitaremos perder el calor acumulado durante el día. Además el tiempo en que estemos con la ventana abierta serán horas de calefacción que estemos desaprovechando.

-- Cerrar correctamente puertas y ventanas. Esto tiene relación con el punto anterior. Tras ventilar la casa es posible que quede alguna abierta y no sólo desaprovecharíamos el calor sino que se elevaría el gasto en calefacción.

-- Aprovechar el calor natural. Muchas veces, si la ventana permanece cerrada pero las persianas están subidas durante las horas en las que el sol refleja en ellas, puede ser un buen método para calentar así nuestra casa. Además es gratuito. Por ello, debemos aprovechar las horas de sol para calentar nuestro hogar y así ahorrar en calefacción.

-- Adaptar la temperatura a cada estancia. Podemos ahorrar hasta 60 euros al año so conocemos cuál es la estancia más fría y la más cálida, o aquella en la que más da el sol. Además la calefacción se deberá regular también en función de las habitaciones más o menos empleadas. Todas esas variables ayudan a decidir la temperatura necesaria, algo que ayudará a ahorrar a final de año.

-- Mantener la temperatura entre 18 y 22 grados. Esta es la temperatura recomendada en nuestro hogar. Aquellas que decidan elevar la temperatura por encima de 22º deberán saber que cada grado que se suba supondrá un incremento del 5% en nuestra factura.

-- Bajar el termostato cuando no estamos en casa. Si durante un tiempo determinado y no muy largo no vamos a estar en la vivienda es aconsejable bajar la temperatura del termostato 5º o activar el modo económico para mantener el calor. Esto resulta más económico que  apagarla y volverla a encender. Para aquellos que estén muchas horas fuera, la mejor idea es programar su encendido una hora de llegar a casa.

-- Atender a nuestras prendas de abrigo. No todo es encender la calefacción y procurar que sólo con esto no pasemos frío en casa. En invierno no es necesario ir en manga corta por casa. Ir vestido con prendas confortables acordes a la época del año y emplear edredón nórdico, son dos medidas que permitirán mantener una temperatura adecuada, estar a gusto en casa y no disparar el gasto.

-- No cubrir la calefacción. Aunque creamos que los aparatos que calientan nuestra casa afectan el aspecto de ésta, entre lo estético y el coste de la factura, es mejor que ésta última se minorase lo máximo posible. Por ello no conviene cubrir nuestros radiadores con nada, ni siquiera con complementos para el secado de ropa. Éstos complicarán la salida del aire y aumentarán el consumo.

-- Aislamiento perfecto. Las pérdidas de calor provocan un aumento del 30% del consumo de calefacción. Por eso es imprescindible revisar que los cerramientos y juntas estén perfectamente selladas con aislamientos térmicos que impidan las figas. Si se piensa hacer una reforma en casa, una de las mejores opciones es optar por ventanales con doble acristalamiento y marcos PVC. Una alternativa económica para aislar mejor la casa y que reducirá las fugas un 10% es instalar juntas de caucho, espuma o silicona autoadhesiva en ventanas y puertas.

-- Sellar las cajas de las persianas. Esto tiene relación con el punto anterior pero se ha de aplicar con especial atención a las casas antiguas, donde las persianas es uno de los puntos por los que más frío entra en el hogar.

-- Mantener un sistema de calefacción en perfecto estado. Conviene realizar una revisión anual que incrementará la seguridad y ayudará a confirmar que funciona correctamente para que tenga consumo eficiente. Además, es interesante revisar el contrato con la compañía porque muchas veces este servicio es gratuito y no se utiliza por desconocimiento.

-- Escoger concienzudamente el sistema de calefacción. Es recomendable acudir a un equipo de expertos que asesoren en función de la zona en la que vivimos y nuestras necesidades sobre qué sistema de calefacción es más rentable para nuestro hogar. Las mejores opciones, ordenadas según el gasto que suponen son la energía solar, el biogás, la biomasa, la leña, el gas natural, el propano o el butano. La electricidad es, de todos los medios de calefacción, la más cara.

-- Aire acondicionado con compresor scroll. Para aquellos que deseen optar por el aire acondicionado, ha de comprarlo con compresor scroll ya que así será el más eficiente del mercado. Colocar el aparato en una zona poco soleada y bien ventilada es clave para que el consumo eléctrico a final de año no se dispare.

-- Comparar la compañía. Debemos informarnos minuciosamente de las tarifas, garantías y coberturas de cada compañía. Este estudio hará que decidamos, en función de la que más se adapta a nuestras necesidades, cuál es la más barata.

También te puede interesar...

Gourmet

¿Por qué debemos comprar cava este año? Leer

Motor

Nuevo neumático de invierno Continental WinterContact TS 860 S. Adiós a las cadenas Leer

Motor

Seat León Cupra R. Numerus clausus Leer

Gourmet

Foster’s Hollywood lanza una nueva generación de hamburguesas Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··