Opinión

Vuelve Mary Poppins

Mary Poppins
photo_camera Mary Poppins

Mary Poppins es el paradigma de muchas de las niñeras que son y han sido. Y la familia Banks también puede servir de ejemplo a muchas de las parejas que se ven precisadas a requerir los servicios de las niñeras.

Últimas noticias

Las niñeras, siempre han estado de actualidad, con unas u otras características, pero permanentemente en el candelero de la mano de las familias pudientes. Antes llegaban de las zonas rurales e incluso se encargaban de la crianza láctea de los herederos. Ahora proceden de múltiples lugares e incluso su estatus ha mejorado muchísimo y hasta se pueden dedicar -entre paseo y paseo al parque con los niños- al asesoramiento, al consulting y hasta ocupar cargos de cierta responsabilidad.

Mary Poppins es el paradigma de muchas de las niñeras que son y han sido. Y la familia Banks también puede servir de ejemplo a muchas de las parejas que se ven precisadas a requerir los servicios de las niñeras.

El vídeo del día

Baleares dice que hay que recuperar 200.000 trabajadores del turismo

Claro que todo cambia y el antiguo señor Banks, probo empleado de un banco de la City, puede ser ahora un gran empresario de consultorías, dedicar su tiempo a los medios de comunicación y hasta encargarse de la cosa pública en servicio a sus conciudadanos.

Lo que menos cambia es la figura de la señora Banks, siempre tan azacaneada con sus manifestaciones callejeras y sus proclamas sufragistas (que ahora se llaman feministas) pero el resultado es el mismo, la señora Banks de ahora, como la de la película, necesita perentoriamente los servicios de una niñera.

Naturalmente los argumentos pueden cambiar y los señores Banks no tienen que vivir en el centro de la ciudad sino que pueden fijar su residencia en las afueras, en lugares más salubres y hasta con menos niebla, y como Mary Poppins tiene algo de bruja, pues llega sin dificultad a esas periferias rurales.

Hay quien dice que los motivos del presunto despido del señor Banks de su trabajo, pudo ser provocado por su pretensión de que fuera su empresa la que pagara los servicios de  las marypopins de turno. Pero  ya se sabe que en las zonas rurales, tan pequeñas y en las que todos se conocen, las habladurías son muy frecuentes.

Y hasta hay amiguetes. Y nos topamos con un deshollinador, un antiguo marino y con un fantástico tío Albert cuya característica común es que nadie sabe a qué se dedican realmente y de qué viven.

Un deshollinador que siempre se pringa en su trabajo, un marino que asusta a los vecinos desde su terraza y hasta el tío Albert siempre en las nubes y huyendo de la realidad.

Y es que en la vida de los Banks de ahora y en la de las marypopins actuales, sin la magia y sin las sorpresas que Mary Poppins saca de su bolso se entienden muy pocas cosas.

La carcajada: Fue Iglesias el que dijo aquello de “Me parecen más peligrosos los políticos que viven en chalets”

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?