Jueves 23/11/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La guindilla

A Philippe Massonnet, director de France Press, que vendió unas fotos que había cogido de una red social

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La polémica se resume así: un fotógrafo colgó algunas de sus instantáneas en una conocida red social, otro usuario las cogió y se las ofreció a France Press. La agencia, más tarde, las vendió a un cuarto particular. Aunque la agencia alega que no está vulnerando los términos, se trata de una práctica reprochable, como mínimo. Un trabajo individual, sea del carácter que sea, debe ser reconocido. Y terceras personas nunca deben obtener beneficios económicos de él, aunque sea por mera ética. AFP reconoce que los usuarios que comparten imágenes en esta red social están cediendo los derechos de la fotografía a cualquiera que las quiera utilizar porque, según los términos de servicio, “la compañía se otorga el derecho de vender las fotografías que los usuarios allí comparte”. Este contrato dice también que Twitter puede compartir todo este material con sus socios y la agencia de noticias francesa ha interpretado que cualquier usuario de Twitter es socio de la red social y puede utilizar el material. Guindilla a una actitud, como mínimo, poco elegante de France Press y de su director, Philippe Massonnet.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·