Sábado 20/01/2018. Actualizado 18:48h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La voz del lector

¡Socorro, me llamo España y necesito que alguien crea en mí!

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Levantaos. Dejaros de chorradas. Ni somos vagos, ni vivimos de las rentas ni somos un país de caraduras. No os dejéis engañar ni caigáis en la autocompasión. No somos menos que cualquier país. Trabajamos más que nadie. Si trabajamos hasta las diez de la noche, necesitamos comer y un descanso. Esto es un llamamiento urgente a todos los que sintamos que merecemos otra imagen. No olvidéis que somos lo que nos creemos. Por lo tanto, llamo a todos los que estáis acomplejados por vuestra identidad. Y no se trata de una nacionalidad, sino de un ataque a nuestro carácter identitario, es decir, nuestra forma de vida y nuestra manera de vivir. No basta con tener un buen producto. Hay que saber venderlo. Así que basta de complejos, siente el orgullo de pertenecer a una tierra poderosa. Y no olvidéis que nuestro poder reside en nuestra alegría de vivir. La que muchos vienen a buscar y la que otros confunden con falta de productividad. No nos bebemos las cervezas a litros a las cinco de la tarde cuando salimos "temprano" del trabajo. No nos hinchamos a banderas para poder demostrar nuestro amor por nuestra tierra. Pero nos queremos, y queremos el país que nos da de comer. Basta de COMPLEJOS.

Soy española. Vaga, vividora y por supuesto malgastadora, pues me esfuerzo a diario por vivir por encima de mis posibilidades. Por eso me levanto cada día a las siete de la mañana y hago lo que todas las madres y padres trabajadores de España conocen por producir: Me clono. Puedo ser madre, esposa, ama de casa, maestra, economista y trabajadora de 8 a 7. Pero también podría ser un estudiante, un parado, un inmigrante o un jubilado. Soy cualquiera de los malgastadores de España que agotados y hastiados sacamos un ratito para bailar, tomar copas, echar siestas y comer . Ah, y reír disfrutando de una cervecita con los amigos. Porque así somos. Podríamos sentarnos acompañados de nuestra amargura en la barra de un bar, solos y agotados, pero nosotros buscamos la luz de la calle y el calor de la gente. Sin embargo, esta huella impresa en nuestra identidad , se ha vuelto en nuestra contra. ¿Por qué? Porque nos falta ese orgullo de quien conoce su producto. Malgastamos nuestra energía alimentando el complejo de ser español. Alabamos a la nación alemana como paradigma del trabajo y la virtud. Envidiamos al norte de Europa mientras nos flagelamos por los pecados cometidos. En el dni español se imprimen nuestros complejos y nuestro afán de autocrítica sin entender que en nuestra falta de orgullo está la tumba que desde fuera nos están cavando. Perdidos en los debates regionales y desorientados por los datos del FMI olvidamos que vivimos en un gran país al que muchos de nuestros vecinos sueñan con venir a vivir. La indignación no está reñida con el orgullo, porque nuestra marca la construimos todos los que cada día luchamos por un futuro mejor. La buena vida no es un maná caído del cielo. Es el fruto de generaciones de trabajo. Por lo tanto, no podemos esperar más!!!! España está llena de gente de todas las edades y condiciones dispuestas a demostrar que nadie va a venir a decir quienes somos!!!!! España necesita urgentemente nuestra ayuda. Si sientes lo mismo que yo por esta tierra únete a mi en una voz: ¡merecemos cambiar nuestra imagen! ¡Vamos a enseñar al resto del mundo por qué valemos oro!

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·