Jueves 19/10/2017. Actualizado 14:09h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Arnaldo Otegi quiere ser ‘lehendakari’. La izquierda abertzale tiene una estrategia para lanzar la candidatura de su líder y cuenta con que pueden ganar al PNV las elecciones

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La izquierda ‘abertzale’ tiene diseñada la estrategia para convertir a Arnaldo Otegi en ‘lehendakari’ del Gobierno Vasco. Los espléndidos resultados obtenidos por Bildu el 22-M han insuflado nuevos ánimos a las bases, que ahora ven posible superar al PNV en las próximas elecciones vascas.

El objetivo es convertir a Otegi en el nuevo presidente. La estrategia para lanzar su candidatura está perfilada, y ha empezado a ponerse en marcha, explican fuentes de la lucha antiterrorista consultadas por El Confidencial Digital.

Primer paso: librarle de la cárcel

Antes, y como primer paso, tienen que conseguir eludir una condena de prisión, en la principal causa judicial que todavía pesa sobre él: la acusación de querer reconstruir Batasuna.

Otegi se sentará en el banquillo de la Audiencia Nacional dentro de una semana y media acusado de formar parte del llamado proyecto ‘Bateragune’. En un sumario que instruyó Baltasar Garzón, se le acusa de formar parte del brazo político de ETA y de no respetar la prohibición de actividades políticas.

El proceso, tal y como se contó en estas páginas, no pinta bien para el procesado –lea aquí las razones-. Sin embargo, sus abogados trabajan a tope para demostrar ante el juez que el dirigente ‘abertzale’ apuesta hoy exclusivamente por vías pacíficas.

Para ello, la prisión de Navalcarnero (Madrid) está siendo escenario de las idas y venidas del equipo de letrados, capitaneados por Jone Goirizelaia, con el objetivo de que Otegi quede absuelto.

Cabeza de lista por Bildu

El argumento que utilizará la defensa, según las fuentes consultadas por ECD, es que Arnaldo Otegi ha sido y es partidario de las vías políticas y no violentas. Quiere hacer política democrática, razonarán en la Audiencia Nacional, y precisamente para ello intentó refundar Batasuna (que es de lo que se le acusa): para apostar por las vías pacíficas.

La reciente legalización de Bildu por el Constitucional será otra prueba más que argumente Otegi: afirmará que su apuesta es Bildu, considerado en la sentencia del TC un partido perfectamente democrático y que no sigue órdenes de ETA.

Si elude la condena por este sumario, el siguiente paso será presentarse como cabeza de lista por Bildu en las próximas elecciones autonómicas del País Vasco, que en principio se celebrarán en 2013.

Confianza en superar al PNV

Los resultados de Bildu en las municipales del 22 M han provocado euforia en la izquierda ‘abertzale’. Representativa fue la portada doble del diario Gara, el lunes posterior a los comicios: una fotografía acompañado del grafismo 325.968, en referencia al número de votos obtenidos.

Los ‘abertzales’ confían en poder incrementar esa cifra (ya sea bajo las siglas de Bildu o de Sortu) y convertirse, en las elecciones autonómicas, en la fuerza más votada, superando al PNV. El 22-M, Bildu se quedó a solo 49.834 votos de la formación ‘jeltzale’

Campaña de imagen

Otra de las iniciativas que ha puesto en marcha la izquierda ‘abertzale’ es una campaña internacional de imagen en favor de Otegi. Su página web (únicamente disponible en euskera y en inglés) ha sido renovada, continúan vendiéndose camisetas con su número de preso (al precio de 13 euros), y su perfil en Twitter es actualizado cada día.

Por su parte, el Sinn Fein solicitó ayer al Gobierno la liberación de Otegi, diciendo que eso demostraría “coraje” y “confianza”.

Zapatero elogió en 2006 a Otegi con estas palabras: “Es líder de la izquierda abertzale y ha tenido un discurso por la paz y por abrir una etapa política distinta en Euskadi”. Jesús Egiguren dijo de él: “Creo que es un hombre que quiere la paz”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·