Sábado 21/10/2017. Actualizado 21:31h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Así gobierna ‘ciclón Cascos’ en Asturias: precisión máxima en los informes, llamadas a altos cargos a cualquier hora, el personal se pregunta “cuándo duerme este hombre”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Durante los años en que fue secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos se ganó el apelativo de ‘el general secretario’, por la firmeza con que gobernó a los ‘populares’. Y cuando ocupó Fomento, se convirtió en uno de los ministros más eficaces: de su etapa proceden la mayor parte de las infraestructuras realizadas estos últimos años. Su actual equipo al frente del gobierno asturiano dice que no ha cambiado.

Frenético”. Así califican altos cargos de la administración del Principado de Asturias el ritmo de trabajo que ha impuesto Álvarez Cascos desde su llegada. Algunos de ellos, que trabajan por primera vez bajo las órdenes del ex ministro, aseguran que por momentos incluso han llegado a arrepentirse de haber aceptado el nombramiento.

Nada más llegar a la presidencia, cuentan a El Confidencial Digital fuentes de la administración asturiana, encargó informes pormenorizados sobre el estado de todos y cada uno de los proyectos en marcha en la comunidad. Los plazos en los que tenían que estar listos esos informes “eran poco realistas”. Y, sin embargo, al final se cumplieron.

“¿Cuándo duerme este hombre?”

Consejeros, viceconsejeros y altos funcionariados viven temiendo una llamada de Cascos a su teléfono móvil.

“Puede llamarte de madrugada para consultarte detalles técnicos de algún asunto. Si no queda satisfecho con la respuesta, te pide un informe para primera hora de la mañana”, relata un integrante del equipo del presidente asturiano. “¿Pero, cuándo duerme este hombre?”, se preguntan a menudo los altos cargos.

Quienes ya conocen su estilo, tiemblan cuando a Álvarez Cascos le toca viajar. El presidente aprovecha las esperas en aeropuertos y los traslados para llamar por teléfono y despachar con sus colaboradores. Sin previo aviso, les pide una actualización de los trabajos que les ocupan. “Hay que tenerlo todo preparado de antemano”, aseguran.

Otra de las características que ha llamado la atención de quienes no le conocían es su obsesión por la exactitud de los datos. “En cuestión de cifras no le valen las estimaciones, debes darle el número real”, aseguran a ECD fuentes del gobierno regional.

Implacable con la oposición

La ‘mano dura’ que caracteriza a Álvarez Cascos, y que aplica en la Junta del Principado, no se circunscribe únicamente a ese ámbito. También se muestra implacable en sus relaciones con la oposición.

Isabel Pérez Espinosa, la cabeza de lista del PP, ha tenido oportunidad de comprobarlo en varias ocasiones. Por ejemplo, cuando Cascos le envió una carta diciéndole que, “a partir de ahora”, las comunicaciones entre ambos se realizarían a través de sus respectivas secretarias y no de forma personal.

El presidente reaccionó así a unas declaraciones de Pérez Espinosa en las que mostró su malestar por un mensaje de texto enviado por Cascos a su móvil particular. “Como tengo por norma que la secretaría nunca se dirija en mi nombre a teléfonos móviles particulares, lo hice yo mismo” argumentó Cascos.

Según fuentes de los ‘populares’ asturianos, Isabel Pérez Espinosa ha confesado en más de una ocasión a su equipo que las reuniones de trabajo con Cascosacaban con la paciencia de cualquiera”.

 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·