Martes 24/10/2017. Actualizado 14:03h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las verdades de ‘Chencho’ Arias: Obama se ha distanciado del ‘lobby’ judío, en la ONU no descartan una guerra EE UU-China, habrá un atentado nuclear

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Inocencio (Chencho) Félix Arias es uno de los diplomáticos españoles que más conocimiento tiene de la situación política mundial. Lo acreditan sus más de 40 años dedicados a la carrera diplomática. Tras su jubilación, y ya en España, ha estado haciendo un ‘croquis’ a personas de su entorno sobre lo que el futuro depara al planeta. Esta es su visión y sus ‘profecías’.

Arias (Almería, 20 de abril de 1940) accedió a la carrera diplomática en 1967. Fue destinado a Bolivia, Argelia y Portugal, y desempeñó cargos relevantes en la Oficina de Información Diplomática y en el Ministerio de Exteriores. Fue secretario de Estado de Cooperación Internacional y de Asuntos Iberoamericanos, y asistió como representante de España a algunas de las cumbres internacionales más importantes de la historia reciente.

Su última década como profesional de la diplomacia la desempeñó en Estados Unidos, donde ocupó el cargo de Representante de España ante las Naciones Unidas en Nueva York desde 1997 hasta 2004 –coincidiendo con la Guerra de Irak-. Hasta su jubilación, en 2010, ha sido cónsul general de Los Ángeles.

Ya de vuelta a España, Arias ha dedicado estos meses a acudir a diversos actos y eventos, en los que ha charlado distendidamente “y sin reparos” con personas que le conocen desde hace años. Y les ha ofrecido un balance privilegiado de la situación actual del planeta y de lo que depara el futuro, basado en lo que vivió los últimos años en Estados Unidos. El Confidencial Digital ha tenido acceso a algunas de estas ‘confidencias’:

Obama y el ‘Lobby’ judío

-- Obama está ocupado y desbordado en la lucha contra la crisis económica, tanto mundial como de fronteras para adentro. Ha tenido que desplazar a un segundo lugar el conflicto palestino-israelí, pese a que era una de sus prioridades al llegar a la Casa Blanca.

-- Como todos los presidentes estadounidense que le han precedido, Obama no está exentó de la influencia del denominado ‘lobby’ judío.

-- En estos momentos, las relaciones entre Obama y el grupo de presión sionista están “de capa caída”.

-- El punto de inflexión fue la visita del vicepresidente Biden a Israel el pasado mes de marzo. Durante la estancia del mandatario estadounidense, Israel anunció la creación de un nuevo asentamiento judío en Cisjordania, “cabreando” a toda la administración Obama, y muy en particular al propio presidente.

Irán tendrá su bomba

-- En los foros internos de la ONU se “comprende”, hasta cierto punto, la voluntad inquebrantable de la República de Irán de disponer de su propio arsenal nuclear. Lo tiene Israel, al que Irán considera una seria amenaza.

-- Aunque se le niegue la tecnología necesaria para su programa de investigación nuclear, Irán acabará por conseguirla. “Pueden tardar uno, dos, tres años, pero acabarán teniendo una bomba nuclear”.

-- Israel vigila de cerca. “Cuando tengan la bomba, el Mossad lo sabrá”. La reacción israelí tiene muchas probabilidades de transformarse en un “ataque preventivo” contra instalaciones militares iraníes.

-- Si Ahmadineyad cumple sus promesas, ese ataque no quedará sin respuesta militar. “La incógnita está en la posición de Estados Unidos”: Respaldar a Israel y enfrentarse al mundo árabe, o condenar los ataques y legitimar la posición de Irán.

Estados Unidos contra el gigante chino

-- China crece a marchas forzadas. Ya se ha convertido en todo un gigante de las finanzas, y también militar.

-- En el seno de la ONU se teoriza sobre un futuro choque entre Estados Unidos y China, que acabe degenerando en una guerra abierta entre bandos mundiales. La incógnita más discutida, la conformación de esos bandos.

Al Qaeda y su ’11-S’ nuclear

-- Al Qaeda no está debilitada. Está difusa.

-- El grupo inspirado por Bin Laden terminará por conseguir un arma nuclear.

-- Cuando eso suceda, lo más probable es que se produzca un atentado con bomba nuclear que supere con creces los efectos colaterales del 11-S, aunque no se produzca en Estados Unidos.

-- Las distintas comisiones de la ONU trabajan ya con esa hipótesis. “Hay que saber de antemano cómo reaccionará el mundo” ante un suceso semejante.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·