Domingo 21/01/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Antonio Hernando mantiene el cargo

Eduardo Madina rechazó ser portavoz del PSOE en el Congreso

No quiere convertirse en la cara de la abstención al PP y la dirección del Grupo desaconsejó su nombramiento para evitar una nueva guerra interna

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Antonio Hernando, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso con Pedro Sánchez, se mantiene, al menos de momento, en el mismo cargo con la gestora de Javier Fernández al frente del partido. Desde el pasado sábado, varios dirigentes apostaban por Eduardo Madina para ese puesto, pero esa operación ha sido descartada por todas las partes.

Eduardo Madina en el Congreso de los Diputados. Eduardo Madina en el Congreso de los Diputados.

Según ha sabido El Confidencial Digital, el propio diputado vasco fue el primero en rechazar esa propuesta, que fue planteada tras el Comité Federal. Madina respondía a todos los que le hablaban del tema que esa responsabilidad “no me corresponde a mí”.

Compañeros del que fuera rival de Sánchez en el congreso extraordinario de 2014 añaden, además, que Madina tampoco quería “ser la voz de la abstención para que gobierne el PP”, en clara referencia al más que probable cambio de postura del PSOE respecto a la investidura de Rajoy.

Dirigentes del Grupo tampoco lo veían

La postura de Madina ha pesado a la hora de mantener a Antonio Hernando en la portavocía del PSOE en el Congreso, pero ha habido más motivos. En primer lugar, explican las fuentes consultadas, la predisposición del propio Hernando, y la idea de Javier Fernández de no hacer “cambios drásticos” en el Grupo.

Además, explican veteranos parlamentarios, también ha influido la opinión de varios dirigentes del grupo parlamentario, que calificaron de “error estratégico” situar al diputado vasco como portavoz.

En ese sentido, las fuentes consultadas explican que eso hubiera podido provocar una nueva guerra interna, ya que “se nos podría acusar de haber quitado al que ganó el congreso de 2014 para poner en su lugar al que perdió”, ya que al no haber nuevo presidente del Grupo, el escaño que pertenecía a Sánchez lo va a ocupar ahora el portavoz.

Lío con los escaños

La ubicación de Sánchez, de hecho, ya ha provocado los primeros dolores de cabeza a la gestora y también a la dirección del grupo parlamentario. Al principio, se apostó por relegarle a la cuarta fila de la bancada socialista, en el escaño que hasta la semana pasada ocupaba Eduardo Madina, que pasaba ahora a la tercera fila, junto a Patxi López.

Ese reparto de escaños no gustó al diputado vasco que, para evitar una nueva polémica, llamó a la dirección del grupo para pedir que intecambiaran su asiento asignado por el que le habían dado a Pedro Sánchez.

De esta manera, el ex secretario general del PSOE estará, a partir de ahora, en tercera fila, al lado de Patxi López, y justo delante de Eduardo Madina.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·