Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Las victorias de Ximo Puig y Vara, primeros reveses del secretario general

Mensaje de los barones a Pedro Sánchez: 1) Ábalos no funciona. 2) Tendrás que negociar

El secretario de Organización ha fracasado en Valencia y no ha movilizado a la militancia en Extremadura. El ‘pedrismo’ no ganará ni en Madrid ni en Andalucía

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez se llevó el pasado domingo su primer varapalo desde que recuperó la secretaría general del PSOE. Sus candidatos en Comunidad Valenciana y Extremadura salieron derrotados en los dos congresos regionales, pese a las expectativas generadas por José Luis Ábalos en ambas federaciones. El fracaso del secretario de Organización, además, ha “resucitado” a los barones críticos.

Ximo Puig y Guillermo Fernández Vara. Ximo Puig y Guillermo Fernández Vara, ganadores de sus congresos frente a candidatos sanchistas.

Así lo aseguran a El Confidencial Digital dirigentes territoriales del partido, que consideran “un punto de inflexión” las derrotas cosechadas por Sánchez el pasado fin de semana: “Se creía que iba a dar un golpe de efecto en Valencia y ha fracasado”. Ahora, añaden, “tanto él como los críticos saben que no tiene tanta fuerza”.

Ábalos no moviliza a los militantes

En ese sentido, la victoria de Guillermo Fernández Vara en Extremadura, y sobre todo la de Ximo Puig en la Comunidad Valenciana, han demostrado, en opinión de los líderes autonómicos contrarios a Sánchez, que el nuevo secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, no es capaz de garantizarle al líder del partido éxitos territoriales.

La mano derecha de Sánchez dio garantías a éste de que el candidato alternativo a Puig en el PSPV, Rafael García, contaba con el apoyo mayoritario de la militancia y de importantes agrupaciones, en teoría controladas por el propio Ábalos. No obstante, el presidente de la Comunidad Valenciana sacó 15 puntos de ventaja a su rival.

En Extremadura la victoria se presumía más difícil, pero el secretario de Organización aseguró a Sánchez que una buena parte de los militantes votaría en contra de Vara y éste se vería forzado a formar una ejecutiva de integración. Un escenario que ni se va a producir después de la aplastante victoria del actual barón regional, que obtuvo más del 66% de los votos.

Estas dos derrotas demuestran, según las fuentes consultadas, que Ábalos pecó de “exceso de confianza” en la Comunidad Valenciana y, además, “no consigue movilizar a los militantes que sí apoyaron a Sánchez”.

En este sentido, en importantes federaciones del PSOE se concluye que “la militancia pudo respaldar a Sánchez a nivel nacional, pero en las regiones es otra historia y él ni Ábalos han sabido verlo”.

Obligado a negociar en Madrid y Andalucía

Con los resultados del pasado domingo, y la continuidad de Emiliano García-Page en Castilla-La Mancha casi garantizada tras llegar a un acuerdo de gobierno con Podemos y quedarse sin rival, los barones críticos con el secretario general esperan “un cambio de actitud” en Sánchez, que ahora “está obligado a negociar”.

Así, los dirigentes socialistas consultados por ECD dan por hecho que el líder socialista dará la batalla en Aragón y en Asturias, donde busca una “venganza personal” contra Javier Lambán y Javier Fernández respectivamente; pero que en otros congresos, también importantes, deberá llegar a un acuerdo porque “sus candidatos pierden”.

Es el caso, por ejemplo, del PSOE de Madrid. El candidato de Sánchez, José Manuel Franco, partía como claro favorito en ese proceso, ante una Sara Hernández en caída libre. No obstante, la irrupción de Juan Lobato, alcalde de Soto del Real y afín a Susana Díaz, le ha puesto las cosas muy difíciles: “Puede perder perfectamente y es posible que busque un acuerdo”.

Las mismas fuentes concluyen que esa dinámica se mantendrá también en los congresos provinciales del PSOE en Andalucía, en los que Sánchez planeaba plantar batalla: “Era una maniobra que tenía pensada antes de las derrotas en Comunidad Valenciana y Extremadrua. Mantendrá su apuesta, pero en varias partidas perderá o se verá obligado a pactar”.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·