Domingo 17/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Llamará a Iglesias y Rivera la semana que viene

Pedro Sánchez planteará a Podemos y Ciudadanos tres propuestas para ser investido presidente

1) Que le voten sin firmar ningún pacto. 2) Un Gobierno de los tres partidos. 3) Un Gobierno de independientes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez mantiene vigente su plan de ser investido presidente con los apoyos de Podemos y Ciudadanos. Sabe que, hoy por hoy, un pacto en solitario con uno descarta automáticamente al otro y, por tanto, ha diseñado tres ofertas diferentes para integrarlos. La semana que viene llamará por teléfono a Pablo Iglesias y Albert Rivera para planteárselo.

Pedro Sánchez estrecha las manos de Rivera e Iglesias. Pedro Sánchez estrecha las manos de Rivera e Iglesias.

Según revelan a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PSOE muy próximos a Pedro Sánchez, el secretario general tiene diseñada una hoja de ruta para lograr lo que no pudo conseguir en la anterior legislatura: que Podemos y Ciudadanos voten lo mismo y le hagan presidente del Gobierno.

En Ferraz tienen claro que, para evitar una investidura fallida como la de marzo, el PSOE no puede alcanzar un acuerdo con uno de los dos partidos y después intentar sumar al otro.

Por ese motivo, prepara tres ofertas diferentes, en una negociación en la que, avisan desde el equipo de Sánchez, “no habrá ningún tipo de límite”. Son las siguientes:

--Investidura con pactos posteriores

La primera propuesta que transmitirá el líder socialista a Pablo Iglesias y Albert Rivera consiste en que ambos partidos apoyen su investidura pero sin ningún acuerdo previo, y, una vez proclamado presidente, negociar por separado con ellos una serie de reformas para llevar a cabo en la próxima legislatura.

Esa oferta, de la que ya informó ECD cuando Sánchez e Iglesias confirmaron que se habían intercambiado mensajes para citarse a una próxima reunión, persigue un objetivo preciso: evitar un posible veto a Podemos por parte del Comité Federal. Y. al mismo tiempo, que ni la formación morada ni Ciudadanos se veten el uno al otro si el PSOE alcanzara un pacto con uno, tal como pasó en la legislatura anterior.

Desde Ferraz se reconoce que, vistas las posturas de Iglesias y Rivera, esta oferta tiene serias opciones de ser rechazada. No obstante, añaden, es la primera de una negociación que iría a más.

--Un gobierno con los tres

El siguiente paso, una vez que Podemos y Ciudadanos rechacen investir a Sánchez sin ningún tipo de contrapartida, será ofrecerles la formación de un Gobierno con representantes de los tres partidos, encabezado por Pedro Sánchez.

Para ello, las tres formaciones firmarían una hoja de mínimos con tres objetivos comunes: la lucha contra la desigualdad; la lucha contra la corrupción, y la búsqueda del empleo digno para, después de la investidura, conformar ese nuevo Gobierno.

Así las cosas, deberán ser los líderes de Podemos y Ciudadanos los que decidan si están dispuestos a formar parte de un Gobierno en el que esté el otro partido.

--Un gobierno de independientes

Si esa segunda oferta tampoco sale, Pedro Sánchez guarda un último cartucho en la recámara: negociar con Podemos y Ciudadanos la formación de un Gobierno de independientes justo antes del 30 de octubre -fecha límite para disolver de nuevo las Cortes- y sacar adelante una investidura in extremis que no aboque a los españoles a unas terceras generales.

En este escenario, los tres partidos deberían ratificar la hoja de mínimos citada anteriormente, proponer los candidatos para los diferentes ministerios, y negociar quiénes ocupan finalmente las carteras. Estaría, lógicamente, presidido por Pedro Sánchez.

Llamará a Iglesias y Rivera la semana que viene

Las fuentes consultadas por ECD explican que Pedro Sánchez tiene diseñado este plan de acción desde principios de mes. No lo ha aplicado todavía por la campaña electoral de las autonómicas en Galicia y País Vasco, unos comicios que han tenido ocupados a los líderes de los partidos.

La idea del secretario general es reactivar las conversaciones con Pablo Iglesias y Albert Rivera a partir de la semana que viene, una vez superadas las elecciones del 25-S. El objetivo, añaden desde Ferraz, es “cerrar reuniones con ellos cuanto antes”.

Así las cosas, Sánchez llamará la semana que viene tanto a Iglesias como a Rivera, con el objetivo de concretar encuentros con ambos después del Comité Federal del PSOE, que tendrá lugar el sábado 1 de octubre.

De esta forma, el socialista cumplirá una de las condiciones puestas por Rivera para volver a reunirse con él. El presidente de Ciudadanos declaró que Sánchez debía primero sentarse con los barones de su propio partido, antes de iniciar una ronda de conversaciones con Podemos y el partido naranja.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·