Sábado 20/01/2018. Actualizado 13:41h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Con toda su familia

Rajoy ‘descansa’ de la tormenta de la corrupción refugiándose en Doñana

Ha realizado ejercicio todas las mañanas sin la presencia de periodistas, ha evitado ser preguntado por la actualidad y ha aprovechado para preparar el debate de Presupuestos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mariano Rajoy ha aprovechado el puente de mayo para descansar de la tormenta de corrupción que salpica al PP. Ha pasado “dos días muy familiares” en Doñana, acompañado de su esposa, Elvira Fernández, y sus dos hijos, Mariano y Juan. El presidente ha optado esta vez por este destino, que le ha permitido estar completamente alejado de las cámaras.

Mariano Rajoy y Elvira Fernández, en una imagen de archivo. Mariano Rajoy y Elvira Fernández, en una imagen de archivo.

Según ha podido confirmar El Confidencial Digital por fuentes con acceso a La Moncloa, el viaje de Rajoy a Doñana estuvo en el aire hasta última hora. La reunión de jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea, convocada el sábado en Bruselas, obligaba a la familia a una estancia más reducida en el Palacio de las Marismillas.

El difícil acceso a esta zona ha garantizado el refugio que buscaba Rajoy para estas jornadas de descanso, en plena oleada de escándalos de corrupción que afectan a su partido.

Las dos entradas al Palacio, cerradas a vehículos no autorizados, exigen cruzar el Guadalquivir desde Sanlúcar de Barrameda (Cádiz) o recorrer en la bajamar los treinta kilómetros de playa que separan la finca de Matalascañas (Huelva).

Ha preparado el debate de Presupuestos

El jefe del Ejecutivo ha podido desconectar. Ha mantenido algún contacto telefónico con la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. Con ambos, ha ultimado los detalles del decisivo debate de Presupuestos que se celebra esta semana en el Congreso.

El plan del presidente ha supuesto un cambio radical con respecto a sus últimas vacaciones que han tenido como destino Galicia. En su tierra natal, Rajoy ha optado por multiplicar sus apariciones ante los medios de comunicación.

Casi todos los días que permanecía en Sanxenxo, Rajoy contestaba a las preguntas de los periodistas que aguardaban el final de su caminata con amigos. Esta actitud llegó a ser calificada por la prensa como de “inaudita”. Muchas jornadas aparecía con la camiseta sudada y acompañado de José Benito Suárez, marido de la presidenta del Congreso, Ana Pastor.

‘Footing’ por la finca todas las mañanas

Este puente del Primero de mayo, Rajoy ha optado por algo distinto: mantenerse alejado de las cámaras y los micrófonos, sin comparecencias públicas. Se ha decantado por el silencio y ha marcado distancias.

El refugio de Doñana le ha permitido desconectar sin ser molestado por los periodistas y utilizando sencillos despliegues de seguridad. Al ubicarse el Palacio de las Marismillas sobre terreno arenoso, los caminos que lo rodean son pistas difíciles de transitar, cuando no imposibles para quien no está familiarizado con las arenas.

Según fuentes próximas al matrimonio Rajoy-Fernández, el presidente ha dedicado todas las mañanas al ejercicio físico. Ha aprovechado los momentos en que los niños y su esposa se encontraban descansando para practicar ‘footing’.

La actividad deportiva la ha realizado siempre dentro del perímetro de la finca. Quienes conocen el recinto aseguran que en Doñana hay terreno suficiente “para realizar nueve maratones” sin llamar la atención de vecinos ni curiosos.

Mariano Rajoy y Elvira Fernández han disfrutado el resto del día de unos kilómetros de playa virgen para uso exclusivo. El matrimonio ha aprovechado también el buen tiempo en la provincia de Huelva para realizar largos paseos y recorrer amplias zonas de alto valor ecológico.

No han abandonado la finca

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD afirman que la familia no ha abandonado la finca en todas las vacaciones.

No han visitado, por tanto, municipios cercanos al Parque Nacional de Doñana, como sí acostumbraba a hacer José Luis Rodríguez Zapatero y su esposa, Sonsoles Espinosa, durante algunas estancias en la residencia oficial.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··