Sábado 18/11/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

En el congreso nacional de febrero

Rajoy va a dejar vacante la presidencia de honor del PP tras la renuncia de Aznar

Tiene decidido no elegir un sucesor para no tensar aún más la relación entre ambos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José María Aznar presentó ayer la nueva FAES anunciando que, desde su fundación, planteará “nuevas políticas para España”. El ex jefe del Ejecutivo, pese a esa advertencia, no quiso atacar al Gobierno después de las semanas de tensión provocadas por su renuncia a la presidencia de honor del PP. Rajoy, por su parte, también apuesta por no echar más leña al fuego.

Rajoy y Aznar en el congreso de Sevilla. Rajoy y Aznar en el congreso de Sevilla.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, ni Mariano Rajoy ni María Dolores de Cospedal tienen intención alguna de proponer un nuevo nombre para la presidencia de honor del partido tras la renuncia de José María Aznar al puesto el pasado mes de diciembre.

Después del anuncio del ex presidente del Gobierno, cargos del PP especularon con la posibilidad de que la dirección nacional del partido aprovechara el congreso de febrero, en el que se renovará la actual ejecutiva, para cubrir la vacante dejada por Aznar. No obstante, en Moncloa y en Génova descartan absolutamente esa maniobra.

Es un cargo “sin funciones orgánicas”

Rajoy y Cospedal, afirman las fuentes consultadas, tuvieron claro, desde el primer momento, que no había ninguna necesidad de “buscar un sucesor a Aznar” porque, entre otras cosas, la vacante dejada por el ex jefe del Ejecutivo no afectaba al funcionamiento orgánico del partido.

En ese sentido, desde el PP recuerdan que el presidente de honor tiene el derecho a acudir al Comité Ejecutivo Nacional, del que forma parte, y a expresar su opinión. No obstante ese derecho es su única función ya que “puede tener voz, pero no voto ni capacidad de decisión”.

Así las cosas, Rajoy prefiere dejar vacante ese puesto porque, entre otras cosas, “no es apetecible para cualquier cargo actual que tenga funciones orgánicas, ya que dejaría de tenerlas”.

Rajoy prefiere “no tensar las cosas”

Por otra parte, en Génova se reconoce que otra de las razones principales de Rajoy para no ocupar ya la vacante dejada por Aznar hace apenas 20 días es “no tensar aún más las cosas” con su antecesor.

Así, en el partido consideran que elegir ya un nuevo presidente de honor para el PP, incluso aprovechando el congreso nacional para ello, podía ser interpretado como un desplante del partido al que ha sido su presidente durante tantos años.

Ante ese riesgo, y al no existir “ningún tipo de urgencia” para el relevo, Rajoy ha optado por dejar vacante la presidencia de honor de cara a la nueva ejecutiva del partido que se conocerá el fin de semana del 10 al 12 de febrero.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·