Martes 22/05/2018. Actualizado 19:18h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Días de máxima tensión en el Gobierno

Por qué Soraya se empeñó en un recurso al TC: había que evitar un nuevo ridículo como el 1-O

Moncloa y Génova entendieron que era inasumible repetir el fiasco de las urnas: asegurar que no las habría y que después aparecieran

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Soraya Sáenz de Santamaría ha capitalizado el recurso del Gobierno ante el Tribunal Constitucional para impedir la investidura de Puigdemont. Desde Moncloa insisten que la decisión de adoptar esa medida fue de Rajoy, pero lo cierto es que Soraya Sáenz de Santamaría es la que insistió en llevarla a cabo... y la que ha tenido que dar la cara después por ello.

Sáenz de Santamaría anuncia el acuerdo del Gobierno para pedir informe al Consejo de Estado sobre la candidatura de Puigdemont. Sáenz de Santamaría anuncia el acuerdo del Gobierno para pedir informe al Consejo de Estado sobre la candidatura de Puigdemont.

La número dos del Gobierno, de hecho, ha sido la protagonista de un gran número de noticias en torno a ella durante los últimos días, en donde se hablaba del “duro varapalo” que supuso para ella, y para el Ejecutivo, el informe del Consejo de Estado contrario a las tesis de Moncloa. Sáenz de Santamaría, sin embargo, declaró ayer que no se sentía cuestionada por su actuación.

Según explican a El Confidencial Digital dirigentes nacionales del PP, que estuvieron presentes ayer lunes en la reunión de la ejecutiva del partido, el cónclave de Génova sirvió para analizar las últimas decisiones del Gobierno y, en cierto modo, para avalar la actuación de la vicepresidenta desde el jueves pasado.

Así, los cargos populares consultados por este diario explican que ”Puigdemont se esperaba que no hiciéramos nada hasta este martes, como pasó el 1-O”. No obstante, añaden, “todos teníamos claro que esta vez teníamos que hacer algo y que no se podía repetir lo del referéndum”.

Las “prisas” de Soraya...

Esta tesis también es compartida por altos cargos de Moncloa, que han vivido los días más tensos del Gobierno desde que comenzó la nueva legislatura. Así, una voz autorizada del Ejecutivo explica a ECD que “es verdad que el recuerdo del 1-O ha estado muy presente, sobre todo en Soraya, y había que hacer algo. Pero también es cierto que a nivel interno se ha visto cierta precipitación”.

En ese sentido, recuerda que Rajoy, apenas un día antes de la consulta de Soraya al Consejo de Estado, afirmó en la radio que acudiría al Constitucional si Puigdemont intentaba ser investido desde Bruselas, pero matizando que el recurso tendría que presentarse después de que se produjera un acto administrativo que lo justificara", es decir, cuando “la Mesa confirme que el señor Puigdemont puede actuar de esta manera”.

Al día siguiente, y a pesar de esas palabras, se iniciaron los trámites para el recurso y Soraya anunció la consulta al Consejo de Estado: “Desde fuera, pudo parecer una especie de desautorización a Rajoy, aunque fue el presidente quien dio el visto bueno. Pese a ello, a Soraya la entraron las prisas y quedó un poco extraño todo”.

… para evitar “otro ridículo” como el del 1-O

La misma fuente explica que en Moncloa creen que Sáenz de Santamaría actuó de esta forma por “miedo a un nuevo ridículo como el del 1-O”. Entonces, ella misma, y también Mariano Rajoy, aseguraron que no habría referéndum ni urnas y, finalmente, hubo ambas cosas.

En el Gobierno se recuerda que “ya entonces muchos pidieron la cabeza de Zoido y también la suya. Ahora, el riesgo a que Puigdemont pudiera ser investido ha provocado que ella quisiera tomar, sí o sí, la iniciativa”.

La propia vicepresidenta, de hecho, ha reconocido a los suyos que “por ella no iba a quedar” y que su objetivo era “agotar todas las vías jurídicas para evitar la investidura”. Una promesa que cumplió al impulsar el recurso al Tribunal Constitucional que obliga al ex president a comparecer en el Parlament para ser reelegido.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··