Lunes 20/11/2017. Actualizado 17:10h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Zapatero se juega el éxito de la Presidencia europea en las dos últimas Cumbres: los datos de asistencia de delegaciones de América Latina y el Mediterráneo siembran el pesimismo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En el mes de mayo, la Unión Europea tiene prevista su cumbre con América Latina. En el mes de junio, la cumbre será con la Unión por el Mediterráneo. Son dos zonas clave de los esfuerzos de la diplomacia española, pero el éxito dista de estar asegurado

Según fuentes del Ministerio de Exteriores consultadas por El Confidencial Digital, es en estas dos cumbres donde España se juega buena parte de su visibilidad y su éxito como presidencia de turno de la Unión Europea, entre otros motivos por la tradicional vinculación española con el subcontinente americano y por ser el país impulsor del diálogo euro-mediterráneo.

Pese a los esfuerzos de la diplomacia española, funcionarios de Exteriores resaltan que “al final, las cumbres tienen éxito en función de quién asista”. En este sentido, se señalan dos precedentes negativos: el hecho de que diversos países europeos hayan optado por enviar a las diversas reuniones ministeriales no a sus ministros sino a secretarios de Estado, y la circunstancia, más significativa, de que la cumbre con Estados Unidos quedó frustrada porque Barack Obama decidió no asistir.

De cara a las cumbres citadas, la preocupación se hace sentir en Exteriores, precisamente por el problema de las asistencias. A mediados de mayo, en la Cumbre con América Latina está previsto que se firme un Tratado de Libre Comercio con Colombia. El temor es que la delegación venezolana, que debería encabezar Hugo Chávez, aproveche para hacer declaraciones altisonantes de cara a su opinión pública interna.

En lo que respecta a la Cumbre con los países de la Unión por el Mediterráneo, la preocupación es aún mayor. Según explican fuentes diplomáticas a El Confidencial Digital, dicho organismo es de suma relevancia por tratarse del único foro en que se sientan pacíficamente países árabes con Israel. La diplomacia española multiplica estos días sus gestiones para asegurar la presencia de al menos algunos países árabes, pero, en todo caso, la propia celebración de la Cumbre corre peligro: la mayor parte de dichos países han hecho saber a Exteriores que no van a sentarse junto a Israel, dada la delicada situación que vive el conflicto palestino-israelí.

Zapatero y Moratinos han mantenido encuentros discretos en días recientes con el ministro de Exteriores de Israel, el derechista Avigdor Lieberman, a fin de que su país tenga algún gesto que permita una mayor distensión y, por tanto, la celebración de la Cumbre según lo previsto.

Otro punto de preocupación de cara a la celebración de la Cumbre es la incógnita sobre la salud del presidente egipcio, Hosni Mubarak, figura de la mayor importancia política en el diálogo euro-mediterráneo, sin cuya asistencia la Cumbre, relatan a ECD fuentes de Exteriores, quedaría muy incompleta.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·