Sábado 21/10/2017. Actualizado 01:01h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Antonio Camacho será ministro del Interior: es el ‘sucesor natural’ de Rubalcaba, quien dejará el cargo a principios de otoño porque las elecciones se celebrarán en noviembre

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Alfredo Pérez Rubalcaba, candidato socialista a la presidencia del Gobierno, dejará el ministerio del Interior a principios de otoño para dedicarse completamente a la campaña electoral, previsiblemente adelantada porque los comicios se celebrarán en noviembre. Y todo indica que Antonio Camacho le sustituirá en el cargo.

Dos son los nombres que se han barajado para ocupar el sillón de Rubalcaba en Interior. El primer lugar lo ocupa el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, y el segundo, Rodolfo Ares, consejero vasco de Interior y brazo ejecutor del vicepresidente primero en el País Vasco.

De los dos, Camacho se perfila, sin duda alguna, como el sucesor más seguro, según fuentes de máximo nivel, próximas al ministerio, consultadas por El Confidencial Digital. Esas fuentes añaden que el secretario de Estado aceptaría, aunque a regañadientes, por responsabilidad, compromiso y fidelidad con el proyecto. Además, es que sería el ‘sucesor natural’.

Elecciones en noviembre

En el ministerio del Interior, los cálculos políticos se están haciendo sobre un escenario de adelanto electoral, es decir de convocatoria de las generales para el próximo otoño. En parte por previsión lógica, puesto que se encarga de organizarlas, pero en parte también por contar con información de primera mano, lo cierto es que en el palacete de Castellana, 5, se reconoce la alta probabilidad de que los comicios sean en noviembre.

Por este motivo, las fuentes consultadas por El Confidencial Digital vaticinan que a finales de septiembre o principios de octubre el candidato socialista Pérez Rubalcaba dejará el cargo de ministro del Interior.

Se baraja que podría ser en fechas próximas a la presentación de la conferencia política que el PSOE celebrará el 30 de septiembre y el 1 y 2 de octubre.

Las circunstancias en las que se producirá este cambio carecen de antecedentes en Interior. Por ello, ante esa coyuntura política, la opción con más ‘sentido común’ es la de la continuidad. Y la continuidad, en este caso, lleva el nombre de Antonio Camacho, que ha desarrollado su cometido con unos resultados muy valorados intramuros del Ministerio.

Según las fuentes cualificadas a las que ha tenido acceso ECD, el secretario de Estado de Seguridad aceptaría ser el sucesor de Rubalcaba, no por gusto o interés personal, sino por tratarse de una responsabilidad que tendría que asumir y, sobre todo, por fidelidad con el proyecto.

Al mismo tiempo, para Camacho, cuya aspiración siempre ha sido permanecer en la segunda línea del frente, no resultaría una carga excesiva, porque solo sería primer espada del ministerio durante unos pocos meses, tan pocos que quizá se podrían quedar en tres.

Relevo natural

Esta sería la opción de la continuidad, la menos traumática. La segunda, la de Rodolfo Ares, presenta, de antemano, más complicaciones.

La corriente de que el consejero de Interior podría ser el candidato a ocupar el palacete de Castellana, 5 parte del interior del PSE. Su gran afinidad con Pérez Rubalcaba pero, más aún, su estrecha coincidencia sobre cómo se ha de afrontar la política vasca, hace que los socialistas vascos le sitúen, incluso, en el primer puesto del relevo.

Pero, si los acontecimientos siguen la pauta marcada, en Castellana, 5 se da por hecho que se consumará el ‘relevo natural’, es decir, Antonio Camacho será ministro del Interior.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·