Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Tras la polémica con Bélgica por el imán de Ripoll

Análisis de la Policía: Marruecos no facilita información exclusiva a los Mossos

Toda comunicación con el cuerpo autonómico “pasa por Madrid”. Los servicios de información marroquíes solo confían en la Comisaría General de Información

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El juez Andreu ordenó el jueves algo que policías y guardias civiles llevaban reclamando desde el día de los atentados de Las Ramblas y Cambrils: tener el mismo protagonismo que los Mossos en la investigación y ser informados de cualquier prueba previa a los ataques en poder del cuerpo autonómico. Pese a ello, la indignación por el ocultamiento de informes facilitados por Bélgica y Estados Unidos se mantiene.

Uno de los yihadistas detenidos el pasado sábado. Operación contra una célula yihadista coordinada por la Comisaría General de Información y la DGST marroquí

En los últimos días, los servicios de información de Policía y Guardia Civil se han enterado por la prensa de información en poder de los Mossos desde hace meses, relacionada con la existencia de una célula yihadista en Cataluña. No compartieron esos datos pese a formar parte del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) desde junio.

El pasado 19 de agosto, un día después de los atentados, se conoció que la CIA -que tiene una antena permanente en Barcelona- previno a los Mossos: la Ciudad Condal, Las Ramblas y la Sagrada Familia eran objetivo del Daesh. Una información que la policía autonómica no transmitió a la Guardia Civil ni a la Policía Nacional.

En ambos cuerpos no se entendió ese “silencio” por parte de los compañeros catalanes, aunque en Interior manejaban información similar, en la que además de Barcelona, se apuntaba a Andalucía y Roma como otros objetivos del autodenominado Estado Islámico. No obstante, la “gran indignación” llegó el pasado jueves, cuando se conoció un nuevo “puenteo”, esta vez con Bélgica como protagonista.

Después de informaciones aparecidas en El País y El Mundo, la Generalitat reconoció que los Mossos habían recibido un “aviso informal” de la policía belga, que alertaba de la actitud “extremista” del imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, cuando trabajó en la mezquita de Diegem en el país centroeuropeo. Ya entonces, “su trabajo era captar yihadistas”.

El enfado de Policía y Guardia Civil fue a más cuando desde Bélgica confirmaron que ese aviso fue dado por un policía local belga a un mosso a través de un e-mail, que concluía con la siguiente frase: “Cuanto más información puedas compartir, mejor”. Una recomendación que el agente solo aplicó para informar a sus superiores, dejando fuera a los cuerpos nacionales. 

“Con Marruecos esto no pasa”

Pues bien. Según ha podido confirmar El Confidencial Digital, la Comisaría General de Información ha decidido, después de estos incidentes, analizar cuál es la relación con los servicios de inteligencia de otros países para determinar si se han producido otros avisos a Cataluña de los que el Cuerpo Nacional y la Guardia Civil no han sido informados.

Las autoridades de Bélgica se han comprometido a evitar “futuros errores” como el del “aviso informal” a los Mossos. Francia, que trabaja con España para localizar al artificiero del Daesh, se ha comprometido a mantener el “mismo nivel de interlocución” con las fuerzas y cuerpos de seguridad españoles, incluyendo a Policía, Guardia Civil y Mossos.

Marruecos, por su parte, ha dejado clara su postura de informar siempre a la Policía de cualquier actividad sospechosa y de nuevas pistas del imán de Ripoll al país. Un compromiso aplaudido por los servicios antiterroristas de la Policía que, en referencia a las informaciones sobre los “puenteos” de los Mossos con Bélgica y Estados Unidos señalan: “Con Marruecos esto no pasa”.

Solo confían en la Comisaría de Información

La estrategia de Marruecos respecto al intercambio de información sobre el Daesh con España, explican las fuentes consultadas, se ha mantenido “inamovible” en los últimos años, y nada ha cambiado después de los atentados de Cataluña: “Ellos solo confían en la Comisaría General de Información y cualquier aviso siempre pasa primero por nosotros”.

En ese sentido, desde la Policía Nacional aseguran que todas las operaciones antiyihadistas que se han llevado a cabo de forma coordinada entre España y Marruecos han tenido siempre los mismos dos protagonistas: la citada Comisaría General de Información y Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST) del reino alauí.

Hasta las operaciones antiterroristas llevadas a cabo por los Mossos en Cataluña gracias a la colaboración del DGST “pasan siempre por el filtro de la Comisaría”. El último ejemplo de esto se produjo el pasado mes de mayo, cuando fueron detenidos dos yihadistas en Barcelona y Salou por su relación con el Daesh.

Los servicios de información marroquíes, además, tienen desplegados a agentes secretos en Cataluña, especialmente en Barcelona, que han servido para identificar radicales para su posterior detención por parte de la Policía o los Mossos. Un trabajo que desde el Cuerpo Nacional aplauden por su “efectividad” y también por la “lealtad” en el intercambio de alertas antiterroristas.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·