Miércoles 13/12/2017. Actualizado 13:45h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Seguridad

Asumió la competencia con la aplicación del 155

El número tres del Ministerio del Interior conquista a los Mossos

Elogios de mandos de la policía catalana y de los servicios jurídicos a Juan Antonio Puigserver tras un mes como responsable político

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La aplicación del artículo 155 de la Constitución para cesar al Govern de Puigdemont y tomar el control de la Generalitat de Cataluña presentaba un punto especialmente sensible: los Mossos d’Esquadra. Los ceses de mandos políticos e incluso del responsable operativo, el mayor Josep Lluís Trapero, indicaban que tomar las riendas de la policía autonómica era un reto complejo en este punto del proceso independentista.

Ferran López, Juan Antonio Puigserver y Juan Ignacio Zoido. Ferran López, Juan Antonio Puigserver y Juan Ignacio Zoido.

Tras la experiencia del referéndum del 1 de octubre, cuando la actuación de un buen número de mandos de los Mossos fue cuestionada por la Policía Nacional y la Guardia Civil, el Gobierno se puso como prioridad mantener del lado de la legalidad al cuerpo de policía autonómica.

De hecho, entre los primeros decretos que se aprobaron tras la aplicación del artículo 155 en el Senado estaba el cese no sólo del consejero de Interior Joaquim Forn (como del resto del gobierno de Puigdemont), sino a la vez del secretario general del departamento, Cèsar Puig, del director de los Mossos, Pere Soler, y del mayor, Josep Lluís Trapero.

Como responsable operativo el ministro del Interior nombró a otro comisario de los Mossos, Ferran López. Y por encima, como supervisor político, Juan Ignacio Zoido designó a un hombre de confianza: Juan Antonio Puigserver, secretario general técnico y en la prática número tres del Ministerio del Interior.

Los mandos aprueban a Puigserver

Puigserver se instaló en un despacho del Departamento de Interior de la Generalitat, en Barcelona, para asumir desde el terreno el mando político de los Mossos. Y, según ha sabido El Confidencial Digital, este mando del Gobierno de España ha conseguido ganarse la confianza en el seno de la policía catalana.

Fuentes internas de los Mossos explican que en estas semanas Juan Antonio Puigserver se ha consolidado en su cargo. En reuniones recientes, el número tres del ministerio ha recibido elogios tanto de mandos operativos de la Prefectura (la cúpula de los Mossos) como de responsables de los servicios jurídicos del Departamento de Interior.

“Están contentísimos con él”, aseguran a ECD personas conocedoras de cómo está evolucionando esta etapa de los Mossos tras la aplicación del artículo 155 y del papel que está cumpliendo Juan Antonio Puigserver. El secretario de Estado, José Antonio Nieto, también acude a algunas reuniones en Barcelona, pero el día a día a día lo lleva el secretario general técnico.

Por ejemplo, hace unas semanas Puigserver se encargó de dirigir el Consell de Policía, el órgano que reúne a los mandos de los Mossos con los representantes de los sindicatos de agentes. En este encuentro, varios cargos de la policía catalana reconocieron al número tres del Ministerio del Interior que estaba gestionando con acierto esta dependencia inédita de los Mossos respecto del Gobierno de España.

El propio Puigserver reconoció que aún le costaba acostumbrarse a las diferencias de los Mossos respecto a otros cuerpos policiales, y que por ello había sido algo más complicado para él dirigir esta reunión que las que lleva años gestionando en la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Sin obstáculos en el funcionamiento cotidiano

Las fuentes consultadas por ECD señalan que otro de los puntos que destacan dentro de los Mossos en favor de Juan Antonio Puigserver es que su llegada para sustituir al consejero Joaquim Forn y al director Pere Soler no está suponiendo ningún tipo de entorpecimiento en el funcionamiento del cuerpo policial.

En ese sentido, el suministro y las compras de material continúan con normalidad, y además los mossos, así como otros funcionarios de la Generalitat, cobran su nómina unos días antes de lo normal.

Desde que en septiembre hubo tensiones entre el gobierno de Puigdemont y el Ministerio de Hacienda a cuenta de quién pagaba a los trabajadores públicos de la Generalitat, están recibiendo su nómina alrededor del día 24 de cada mes, en vez del 27 ó 28, como ocurría anteriormente. Aún es la tesorería de la Generalitat quien afronta estos pagos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··