Domingo 20/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Vivir

Desde el pasado mes de enero

Aumenta el abandono de perros mutilados tras la firma del convenio de protección de animales

Se trata de cachorros con las orejas y el rabo recién cortados: el acuerdo estipula sanciones para los propietarios que dañen la integridad física de las mascotas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 1 de febrero entró en vigor en España el convenio europeo de protección de animales domésticos, que regula la cría de mascotas y prohíbe, entre otras prácticas, la amputación de orejas y rabos por motivos estéticos. Aún falta la aprobación de una ley que desarrolle el acuerdo, pero el primer paso ya está dado.


Ejemplar de boxer con las orejas amputadas. Ejemplar de boxer con las orejas amputadas.

Estas normas, vigentes en varios países europeos desde 1987, consideran la importancia de los animales de compañía “por su contribución a la calidad de vida” y la “obligación moral” del hombre de respetar a todas las criaturas. Además, pone el acento en la “inconsciencia” de algunas personas en las actitudes que tienen hacia las mascotas.

España ha adoptado estas premisas, aunque debe desarrollarlas a través de una ley, que se pretende sea orgánica, para establecer las sanciones correspondientes a quienes incumplan el convenio.

Repunte de abandonos

Sin embargo, a pesar de que incumplir el convenio aún no está oficialmente castigado por ley, los efectos de la adopción del convenio se están empezando a notar.

En concreto, según ha podido saber El Confidencial Digital de fuentes cercanas al Seprona y a protectoras de animales, desde principios de año se está registrando un repunte en el abandono de perros en varias comunidades autónomas. Se trata de animales jóvenes con algún miembro amputado que están apareciendo, en gran parte, en los arcenes de las carreteras.

Las fuentes consultadas por ECD explican que los meses de invierno no suelen registrar las cifras más altas de abandono de perros, sino que aumentan considerablemente cada verano.

Según explican, ha cundido el temor en los dueños de perros a los que les han sido amputados algún miembro, ante la inminencia de una normativa que castigue estas prácticas. Aventuran, además, que se trate de animales adquiridos durante las fiestas navideñas.

La mayoría son cachorros que aparecen con los oídos vendados o con dificultad para mover el rabo, señal de que se los han cortado hace pocas semanas. Estas prácticas se realizan cuando el animal es muy joven, con días de vida en el caso de la cola y con un mes o dos de edad en el caso de las orejas.

Las mismas fuentes afirman a este confidencial que se trata perros de raza, crías de boxer, de perros de caza como el braco alemán o de Weimar, de algunos terrier como el  yorkshire o el west highland,  de schnauzer y de caniche.

Algunas comunidades

El aumento de los abandonos no se está produciendo en toda España, sino en las comunidades autónomas que todavía no castigan la amputación en animales de compañía.

Aragón, Andalucía, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Murcia y Navarra ya prohíben esta práctica en sus reglamentos regionales. Según ha sabido ECD, se han registrado más abandonos en algunas de estas comunidades, pero en cualquier caso menos que en las otras diez. Por ejemplo, Madrid no ha experimentado este aumento, a día de hoy.

Más de diez años de negociaciones

En total, han pasado más de diez años desde que la Asociación Nacional de Defensa de los Animales (Anda) solicitara en 2007 a la entonces ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, adoptar el citado convenio.

Tras el cambio de Gobierno en 2011, hubo un vacío parlamentario sobre el asunto hasta que el gobierno acordó adherirse al convenio en 2015. Sin embargo, el bloqueo institucional tras las elecciones del 20 de diciembre retrasaron de nuevo los avances de la propuesta en el Congreso.

A finales de 2016, se reanudaron las negociaciones, y en los primeros meses de 2017, se celebraron plenos en los que se trató el tema, dejando acuerdos para la Historia del parlamentarismo español como el apoyo de ERC al PP para no incluir la amputación de orejas y rabo en las prácticas prohibidas. Algo que se rompió a los pocos días de consumarse, sin que cuajara realmente.

Finalmente, todos los grupos del Congreso salvo el PP votaron a favor de adherirse íntegramente al convenio y éste entró en vigor el 1 de febrero. Sólo falta, por tanto, una ley que lo desarrolle.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·