Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

En Moncloa han sentado mal las declaraciones

Los generales apoyan al Jefe del Estado Mayor del Ejército tras sus palabras sobre Cataluña

Los altos mandos militares argumentan que la alusión a la “metrópoli” se ha “sacado de contexto”, sobre todo desde los ámbitos nacionalistas catalanes. Fuentes del Gobierno: menos mal que ha ocurrido tras el 9-N

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Jaime Domínguez Buj, Jefe del Estado Mayor del Ejército, tiene “todo el apoyo” de los generales y altos mandos. Así lo aseguran algunos de ellos, consultados por ECD, que consideran que se han “tergiversado sus palabras”. No obstante, en el Gobierno, las declaraciones han sido recibidas con sorpresa y preocupación, aunque dan por buenas sus aclaraciones.

Jefe del Estado Mayor del Ejército Jefe del Estado Mayor del Ejército

El martes, durante una conferencia organizada por el Instituto de Cuestiones Internacionales y Política Exterior (Incipe), el JEME  aseguró: "Cuando la metrópoli se hace débil, se produce la caída”, como ocurrió en la “Turquía de Ataturk” o en España en 1898 con la pérdida de Cuba y Filipinas.

Preparados para “ir a Afganistán o Valencia”

Además, Domínguez Buj parafraseó a Miguel de Unamuno con un “a todos no duele España”, y apostó por “ganarse los corazones y las mentes de los españoles" para demostrar que “tenemos un futuro mejor juntos”.

Las Fuerzas Armadas, aseguró, “no son garante de nada, sino una herramienta del Gobierno para hacer cumplir la ley y la Constitución”. Están “preparados para intervenir en la forma que el Gobierno decida en cada escenario interior o exterior” y “para ir a Afganistán o a Valencia”.

Algunos vieron en estas frases una alusión directa a la situación actual de Cataluña, con el desafío independentista, pero más aún una crítica a la insuficiente respuesta del Estado al desafío planteado con Artur Mas y la consulta del 9-N.

Los mandos le defienden

Altos mandos militares, consultados por ECD, han querido quitar hierro al problema asegurando que las palabras del JEME fueron reproducidas por la prensa “sin el contexto histórico en el que las pronunció”.

Aseguran también que es "una barbaridad” calificar sus afirmaciones de “golpistas", tal y como se le ha llegado a acusar en algún ambiente políticos.

Y sobre todo añaden que el Jefe del Estado Mayor del Ejército tiene “todo el apoyo” de la cúpula militar.

Sorpresa en Moncloa

Según fuentes políticas del Gobierno, consultadas por ECD, Moncloa tuvo conocimiento de esas palabras en la tarde de ayer, miércoles, y “a través de la prensa”. Fueron recibidas con “mucha sorpresa y cierta preocupación”, cuentan.

En el entorno de Presidencia del Gobierno se considera que el JEME “se ha saltado la norma impuesta a los militares de no hablar de Cataluña”, aunque también asumen que las palabras pueden haber sido “sacadas del contexto histórico que envolvía las jornadas de estudio”.

Pedro Morenés reafirmó ayer su confianza en el JEME

Al mismo tiempo, destacan la “rapidez en la reacción y respuesta”, haciendo referencia al comunicado que el Estado Mayor hizo público en la noche de ayer, que aclaraba que las palabras de Domínguez Buj se encontraban rodeadas de un contexto histórico.

De “incendio” a solo “traspiés”

Analizadas sus afirmaciones, en los círculos de Moncloa se considera que la polémica ha quedado “aclarada” y que no tendrá consecuencias más allá de la “anécdota”.

El propio ministro de Defensa, Pedro Morenés, reafirmó ayer públicamente “su confianza” en el JEME.

“Si esto se hubiese producido antes del 9-N, habría provocado un incendio político. Ahora es sólo un traspiés”, asegura a ECD una fuente próxima a Presidencia del Gobierno.

Orden tajante: no hablar de Cataluña

La orden transmitida a los militares desde el Gobierno era clara y tajante: que nadie hable de Cataluña. Ni para bien ni para mal. Insistió en que desde el ámbito castrense no se mencionara el conflicto independentista bajo ninguna circunstancia.

Esa consigna partió directamente del Gobierno y fue trasladada a todo el estamento militar a través de un mensaje a los generales tras la Pascua Militar, el pasado mes de enero. Pero venía de atrás. En 2012, ECD ya informó de reuniones discretas de generales recordando la necesidad de cortar de raíz cualquier movimiento o declaración al respecto.

El Gobierno alegó que cualquier declaración sobre Cataluña hecha en el ámbito militar sería malinterpretada y utilizada por el independentismo catalán, presentada como una amenaza. Hasta el momento, la instrucción de guardar silencio se ha cumplido “a rajatabla” concluyen las fuentes consultadas por ECD.

Etiquetas
, ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·