Martes 24/05/2016. Actualizado 12:57h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Política

Insiste en su “no” a Rajoy

Pedro Sánchez anuncia que intentará formar Gobierno hablando con Podemos y Ciudadanos

El Comité Federal ha dado el visto bueno a las negociaciones, que deberán ser ratificadas por la militancia. El congreso del partido se celebrará en mayo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pedro Sánchez consiguió el visto bueno del Comité Federal para intentar formar gobierno. Lo hará si Rajoy no supera el debate de investidura o elude, de nuevo, presentarse. Las negociaciones con Podemos y Ciudadanos deberán ser ratificadas por la militancia.

Pedro Sánchez, en el Comité Federal. Pedro Sánchez, en el Comité Federal.

El secretario general del PSOE inició su discurso, ante todos los barones regionales y el resto de componentes del órgano de control del partido, refiriéndose directamente a Mariano Rajoy: “Que abandone toda esperanza de gobernar con nuestro apoyo”.

Recordó que el PP es incapaz de llegar a acuerdos por el “rodillo” durante la pasada legislatura. Eso, unido a los últimos escándalos sobre corrupción, provoca que “deba pasar a la oposición”.

Negociará con Podemos y C´s para formar gobierno

Pedro Sánchez ha asegurado que, si Rajoy no acude a la investidura, “el PSOE asumirá su responsabilidad y se presentará al debate con una propuesta de Gobierno progresista y reformista”.

Por ese motivo, anunció negociaciones con el resto de partidos, “a izquierda a derecha” –en referencia a Podemos y Ciudadanos-, para intentar formar Gobierno. No obstante, mandó un mensaje a Pablo Iglesias y su oferta de entrar en el Gobierno: “No hablaremos de sillones, sino de programa”.

De esta forma, cumplía con una de las exigencias que le han planteado, durante los últimos días, los principales barones del partido. También tuvo un gesto con Susana Díaz, que había criticado previamente el tono empleado por Iglesias, al recomendar a Podemos tener “respeto y no soberbia”.

La militancia tendrá la última palabra

A los partidos con los que se va a sentar a negociar, Pedro Sánchez ofreció una hoja de ruta con ocho medidas urgentes, entre las que se encontraban la regeneración democrática, la reforma constitucional, la derogación de la reforma laboral, y una nueva política territorial que garantice la unidad de España y calme las tensiones con Cataluña.

Todas esas negociaciones, serán consultadas a la militancia, y ratificadas después en Comité Federal.

Este anuncio, que ha sorprendido a propios y extraños en Ferraz, lo llevaba barruntando la dirección nacional del partido desde principios de semana, tal y como adelantó El Confidencial Digital el pasado lunes.

El congreso nacional, en mayo

Pedro Sánchez hizo este discurso después de que, a puerta cerrada, se decidiera la fecha para celebrar el congreso nacional del PSOE. La noche previa, César Luena reunió a los secretarios de organización territoriales, y había dos fechas posibles: junio (defendida por Ferraz) y mayo (como reclamaba Susana Díaz).

Finalmente, el Comité Federal ha decidido que las primarias para elegir al próximo secretario general, y a las que se presentará el propio Sánchez, se celebren el próximo 8 de mayo.

Una vez conocidos los resultados, el PSOE convocará el congreso nacional de proclamación de la nueva ejecutiva el fin de semana del 21 y 22 de mayo. De esta forma, Díaz hizo imponer su calendario orgánico, aunque no consiguió que se rechazara una negociación con Podemos.

Susana Díaz entró criticando a Iglesias

Desde primera hora de la mañana, la sede del PSOE en Ferraz fue un continuo ir y venir de barones regionales y otros miembros del partido.

Uno de los más madrugadores fue el secretario de Organización, César Luena, que llegó a las ocho de la mañana. También llegó pronto otro de los principales apoyos de Pedro Sánchez, Rafael Simancas. El madrileño, no obstante, salió de la sede minutos antes de las nueve. Al poco llegaron Pere Navarro y Óscar López.

Guillermo Fernández Vara fue uno de los líderes autonómicos que se dejaron ver primero en la sede nacional. Llegó a las 9.10 y declaró que “ya está bien de hablar de nosotros”. Se le vio especialmente contrariado. Le siguieron Ximo Puig y Susana Díaz.

La presidenta de la Junta fue la que más expectación generó en la entrada de Ferraz. Sus impresiones eran muy esperadas y, desde luego, no dejaron lugar a dudas sobre su opinión: aseguró estar “cansada” de Pablo Iglesias por su “insulto permanente” y sus “injerencias en el PSOE”.

Después de la dirigente andaluza, llegaron Sara Hernández, Javier Fernández, Trinidad Jiménez, Tomás Gómez, José Blanco, José Antonio Pérez Tapias y Soraya Rodríguez, Juan Fernando López Aguilar, Jaime Lissavetzky y Javier Lambán.

Todos ellos entraron en la sede nacional más allá de las 9.30, hora en la que, en teoría, comenzaba el Comité Federal. No obstante, uno de los que más se retrasó fue Eduardo Madina, que llegó diez minutos por encima de las 10 de la mañana.

La reunión de la Ejecutiva, previa al Comité Federal, no obstante, no comenzó hasta las 10.30.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·