Defensa

Aumenta la polémica en la oposición a psicólogo militar: habrá nueva impugnación

La convocatoria de Defensa fue anulada por el tatuaje de una candidata. El ministerio la ha realizado otra vez y vuelve a ser recurrida por los siete aspirantes que obtuvieron una plaza

Margarita Robles, en la Comisión de Defensa del Senado.
photo_cameraMargarita Robles, en la Comisión de Defensa del Senado.

La polémica por la anulación de las oposiciones al Cuerpo Militar de Sanidad, especialidad de Psicología suma un nuevo hito judicial. Los siete opositores que consiguieron las mejores calificaciones en la prueba del verano de 2018, y que por tanto habrían obtenido plaza, han recurrido la nueva convocatoria realizada por el Ministerio de Defensa el pasado 10 de abril.

Dos aspirantes fueron excluidas de las pruebas por tener tatuajes, éstas denunciaron, Defensa fue obligada a readmitirlas y se inició un largo embrollo que incluso le costó el puesto al subdirector general de Reclutamiento, el vicealmirante Alfonso Carlos Gómez, quien a su vez también llegó a los tribunales (y ganó) al departamento de Margarita Robles.

La repetición del examen fue varias veces impugnada, recurrida, suspendida... Confidencial Digital ha podido saber que siete personas han promovido un recurso contencioso-administrativo “contra la convocatoria de plazas a la especialidad fundamental Psicología del Cuerpo Militar de Sanidad, realizada mediante Resolución 452/38101/2019, de 10 de abril, de la Subsecretaría de Defensa”.

El recurso lo han promovido ante la Sala de lo Contencioso Administrativo, Sección 3ª, del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

ECD ha podido recabar las explicaciones de uno de los siete recurrentes, que son los siete opositores que en el examen de julio de 2018 consiguieron las mejores notas, y por tanto habrían conseguido la plaza de psicólogos militares si no se hubieran producido todos los conflictos sobre esa oposición.

“Llevamos once meses esperando a que se nos reconozca nuestro derecho”, asegura este opositor que ahora ha apoyado, junto a sus seis compañeros, el recurso contencioso-administrativo contra la resolución de Defensa que convocaba de nuevo esa oposición que ellos reivindican haber ganado.

No se atreve a aventurar el resultado de su recurso, pero destaca que sólo esperan “que se haga justicia cuanto antes y que no se incremente más el daño que se está causando a nosotros y a nuestras familias, que es incalculable”.

Estos siete opositores que ahora recurren llevan meses recogiendo firmas -llevan más de 8.000- para que les reconozcan como ganadores de esa plaza obtenida, a su juicio, de forma totalmente legal y justa, y se niegan a que Defensa anule el examen de julio de 2018 y les haga repetir una oposición que incluye “seis pruebas físicas (agilidad, flexiones, natación, salto vertical, velocidad y resistencia), un examen de conocimientos de 250 preguntas, dos exámenes de inglés, un examen escrito con su correspondiente defensa oral ante un tribunal y un reconocimiento médico”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?