Defensa

Investigan a dos cadetes del Ejército por presunta violación a una compañera en la academia de Zaragoza

Un juzgado togado y la Guardia Civil dirigen las pesquisas. Compañeros de los acusados han declarado que la relación sexual fue consentida

Cadetes durante un desfile en la Academia General Militar de Zaragoza
photo_camera Cadetes durante un desfile en la Academia General Militar de Zaragoza

Alumnos de la Academia General Militar de Zaragoza han tenido que declarar ante la Guardia Civil en condición de testigos, por una denuncia por agresión sexual que una cadete mujer ha presentado contra otros dos alumnos, y que según esa denuncia habría tenido lugar en ese recinto militar.

Así lo ha podido confirmar Confidencial Digital por fuentes de la investigación. La Guardia Civil está actuando como policía judicial, y un juzgado togado militar dirige las actuaciones para averiguar y calificar los hechos denunciados.

En las duchas de la camareta

Según dichas fuentes, la cadete, de primer curso, presentó recientemente una denuncia, acusando a dos compañeros de su mismo curso de haberla violado en la ducha de su camareta.

Sin embargo, tanto los acusados como algunos compañeros que ya han declarado como testigos, han asegurado que se trató de una relación sexual consentida por los tres, la mujer y los dos hombres, y que en ningún caso se trató de una agresión sexual ni abusaron de ella.

En torno a una decena de alumnos de la Academia General Militar -donde se forman los oficiales del Ejército de Tierra y de la Guardia Civil- han declarado ya como testigos ante los agentes de la Guardia Civil de Zaragoza que dirigen las actuaciones como policía judicial.

Las declaraciones de estos alumnos, principalmente compañeros de camareta de la denunciante y de los denunciados, están yendo en una misma dirección: que se trató de una relación sexual consentida, en ningún momento contra la voluntad de la mujer, y que fue días después de tener lugar los hechos, cuando la cadete presentó una denuncia por presunta agresión sexual.

Niegan, por tanto, que los dos alumnos violaran a su compañera. Sin embargo, esa es la acusación por la que esta cadete ha presentado la denuncia ante la justicia militar, y que ahora el juez y la Guardia Civil están investigando.

De seis meses a tres años de cárcel

Los hechos denunciados, de resultados probados, podrían tener encaje en el artículo 49 del Código Penal Militar:

“El militar que, sin incurrir en los delitos de insulto a superior o abuso de autoridad, públicamente, en lugares afectos a las Fuerzas Armadas o a la Guardia Civil o en acto de servicio, maltratare de obra a otro militar, le tratare de manera degradante, inhumana o humillante, o realizare actos de agresión o de abuso sexuales, será castigado con la pena de seis meses a tres años de prisión, sin perjuicio de las penas que le puedan corresponder por los resultados lesivos producidos o las agresiones y otros atentados contra la libertad o indemnidad sexuales efectivamente cometidos, conforme al Código Penal”.

Por tanto, los dos cadetes denunciados se enfrentan a una denuncia que les podría suponer hasta tres años de prisión. En este sentido, es muy relevante la circunstancia de que los hechos tuvieron lugar en un lugar afecto a las Fuerzas Armadas, como es una camareta de la Academia General Militar de Zaragoza.

Arrestados

Una de las primeras medidas adoptadas por los responsables de la Academia General Militar ha sido poner bajo arresto a los dos alumnos denunciados como autores de esta presunta agresión sexual.

ECD se puso en contacto con el Cuartel General del Ejército, para ampliar la información sobre este suceso.

Desde el Ejército de Tierra explican que este caso “ha sido puesto en conocimiento de las autoridades judiciales desde el primer momento”. Recuerdan que la calificación de los hechos le corresponde al Juzgado Togado Militar, y “por tanto, estas actuaciones no pueden ser objeto de comentarios por parte del Ejército, en tanto no haya un pronunciamiento explícito de dichas autoridades”.

Posible expulsión de los denunciados

El Ejército de Tierra también destaca que mantiene una postura de “tolerancia cero” ante casos de abuso y de acoso sexual o por razón de sexo.

Asegura que la normativa del Ejército “facilita la denuncia de cualquier caso y garantiza la protección inmediata de la presunta víctima gracias a los protocolos existentes y a la dirección y asesoramiento que se hace de este tipo de casos desde la Unidad de Protección frente al acoso (UPA)”.

En este caso concreto de la Academia General Militar de Zaragoza, en paralelo a la investigación judicial “y desde el primer momento”, el Ejército de Tierra afirma que se han activado los procedimientos internos y se han tomado “todas las medidas oportunas para proteger a la presunta víctima, que goza de un seguimiento continuo desde el punto de vista del asesoramiento jurídico y atención psicológica”, dirigido desde la Unidad de Protección frente al Acoso.

Por último, desde el Cuartel General de Tierra aseguran que “el Ejército de Tierra es el primer interesado en depurar responsabilidades ante comportamientos que atentan contra los valores de la Institución”.

Por ello, “y en cuanto el procedimiento lo permita, se activarían las medidas disciplinarias y administrativas que puedan tomarse para, si fuese el caso, expulsar del Ejército a los presuntos culpables”.

El vídeo del día

Comunidad de Madrid ha identificado 22 casos de variante india
Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable