Denuncias de los lectores

Mi relación con el Banco Sabadell

Nuestro buen aita Daniel, en su herencia nos dejó a los tres hermanos; Isabel (soltera), Inmaculada (casada con cinco hijos) y yo (soltero y paquete) unos 150.000 euros en ese banco. La persona que nos atendió, no recuerdo su nombre, fue muy amable y claro: nos recomendaba a cada hermano (50.000 euros), que para que el dinero rindiese algo, invirtiésemos en alguno de esos maravillosos productos financieros de muy bajo riesgo para que la cantidad rindiese algo. Inmaculada, tenía que hacerse cargo de las carreras universitarias de su prole, y a Isabel que vive en la casa madre, le pasamos alrededor de 6.000 euros los otros dos, y no invirtió por necesidades académicas de sus hijos.

Por tanto, Isabel y yo nos quedamos con el famoso producto de bajo riesgo; unos 45. 000 cada uno. La inversión se hizo en 2013. Había poco rendimiento, pero el dinero parecía seguro. Todo correcto hasta 2020 fatídico. El desplome de las bolsas, Ibex, mercados temerosos, etc., ya conocen ustedes el rollo de los Bancos que no se portan demasiado bien con pequeños inversores. Somos conscientes de que el Banco Sabadell puede seguir sin fusionarse o mantenerse boyante sin nosotros, por supuesto. A finales de Marzo 2020 y ya sólo hablo de mí, observo con incredulidad que ese producto nos había rentado unos 500 euros en siete años y en pocos días, a pesar del bajo riesgo, perdí entre 3.000 euros y 3,500 euros!!!!.

Llamé a mi asesor, me dijo que había sido inevitable, aprecio a mi asesor porque aguanta mis sermones y es amable por profesión y da la cara por su trabajo en el Banco. Me sugirió que esperase, que todo lo baja sube, paciencia, etc. Eran días duros de confinamiento, de tiempo para pensar con calma; lloré en recuerdos de mi buen padre y mi buena madre que nos sacaron adelante con tanto trabajo y esfuerzo y tomé la decisión de retirar lo que quedaba a una cuenta simple. En siete años, beneficios 500 euros, pérdidas en diez días 3.000. Vivo al día, de alquiler, no tengo coche, ni segunda vivienda. Con dignidad, pero sin demasiados bienes. Doy gracias a Dios por ello. Pero ese producto de mínimo riesgo había resultado ser una tomadura de pelo visto, lo visto. No achaco al Banco el virus, el enriquecimiento brutal de China y entiendo que los bancos son muy necesarios para promover préstamo e iniciativas. Pero BASTA YA, A LA CUENTA ORDINARIA, O AL COLCHÓN DE MI CASA (cosa muy mal vista por los Estados modernos que recaudan como locos, y que quieren controlar todo, hasta recaudar por el gasto de una boda).

El vídeo del día

Detenidos 6 miembros de una violenta banda en Valdilecha, Madrid

En esa cuenta me cobran por mantenimiento de cuenta ???, y si quiero hacer una transferencia entre 7, 5 euros si es inmediata y 5,05 para que llegue en uno o dos días. Pienso que en cuanto pueda retiraré de ese banco el dinero que queda.

El Sabadell tiene unos anuncios inteligentes y cautivadores: Nadal, inversores, que hablan de luchar, de levantarse si se cae, que en el infortunio puede estar la oportunidad o el camino a seguir.

Esta es mi experiencia, juzguen ustedes y empiezo a entender el enfado de tantos españoles, con Bankia, Caja Sur, Popular, etc., etc. Y la mala prensa sobre los directivos de los bancos.

Aclaro que soy liberal conservador católico, creo en el esfuerzo y el mérito y no soy ni comunista ni podemita; también creo que como dice la doctrina de la Iglesia la riqueza de los particulares debe revertir en la sociedad y los más necesitados.

Hasta aquí. Gracias.

Daniel Tirapu

Nota* los datos no son exactos, la información de mis hermanas ha sido contrastada con ellas. Mi intención es llamar la atención sobre una profesionalidad dudosa en asesoramiento, falta de atención y abuso de confianza para legos en la materia.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?