Dinero

Pedían cerca de 550.000 € por cada uno

La Agencia Tributaria no encuentra comprador para los dos aviones que ha sacado a subasta

Son unos C-212 que han sido utilizado en la lucha contra el contrabando, el blanqueo de capitales y el fraude fiscal

Uno de los aviones subastados por la Agencia Tributaria.
photo_camera Uno de los aviones subastados por la Agencia Tributaria.

Más que el escaso éxito de la oferta pública, lo insólito de este caso es el objeto de ella: dos aviones de transporte ligero y de patrulla marítima. Sin embargo parece que, pese a la innegable peculiaridad de lo subastado, nadie está demasiado interesado en su adquisición.

La subasta, que comenzó el 15 de abril, ha superado ya las dos primeras fases o licitaciones. En la primera se pedían 626.000 € por el primero y 659.000 € por el segundo; en la segunda, 532.000 y 560.000, respectivamente. Ahora pasan a adjudicación directa, donde la Mesa responsable deberá fijar las condiciones.

Los aeroplanos se encuentran en el aeropuerto San Pablo de Sevilla. Aunque su aspecto externo no es óptimo, dado que la pintura está algo deteriorada, el interior se halla en perfecto estado. Han sido relativamente poco utilizados, puesto que solo suman 9.507 y 13.177 horas de vuelo, respectivamente.

Estos dos versátiles ejemplares han sido utilizados por el Ejército del Aire, primero, y en el Servicio de Vigilancia Aduanera, después. En esta segunda etapa eran empleados para luchar contra el contrabando, el blanqueo de capitales y el fraude fiscal.

Son maniobrables, capaces de aterrizar en pistas precarias, permiten la carga y descarga de forma rápida y pueden incorporar hasta 500 kg de armamento, normalmente ametralladoras y lanzacohetes. Precisamente es esta multifuncionalidad la clave de su éxito.

Probablemente el C-212-200 se trata del mayor triunfo de la industria aeronáutica española. Entre principios de los 70 y enero del año pasado, momento en que se fabricó el último ejemplar, se han producido en nuestro país 477 de estos aviones.

La mayoría fueron fabricados bajo los auspicios de la antigua Construcciones Aeronáuticas S.A. (CASA), la mayor industria de este sector en España. En 1999 se incorporó al grupo europeo EADS, más conocido como Airbus.

 

Feijóo acusa al PSOE de "montar un follón" con el impuesto de Patrimonio

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres formar parte de ECD?