Dinero

Rajoy maneja un informe que advierte de un ‘agosto de infarto’. El Gobierno va a anticipar reformas extraordinarias para frenar un acoso que provoque la intervención

Rajoy no está dispuesto a un 'agosto de infarto' que ponga a España al borde del precipicio, como el que vivió Zapatero hace un año. Maneja un informe que pronostica, efectivamente, fuertes turbulencias en la Bolsa el mes que viene. De ahí que el Gobierno se haya propuesto enviar señales claras a los mercados.

Según ha podido saber El Confidencial Digital por fuentes del Gobierno, Rajoy basa su estrategia en los informes que maneja su equipo económico de confianza. Ese dossier advierte de “un agosto de infarto” en las Bolsas si persiste la incertidumbre sobre la economía española por la lentitud de la respuesta europea a la crisis de la eurozona.

Agosto va a ser un mes muy duro, y hay que estar preparados”. Este es el mensaje que desde Moncloa se ha transmitido a ministros y altos cargos del Ejecutivo ante la situación que se avecina, según alerta el documento.

Y ese es el motivo por el que Mariano Rajoy ha puesto toda la maquinaria gubernamental a trabajar para perfilar el gran paquete de reformas que el Gobierno tiene previsto aprobar en los Consejos de Ministros de este mes de julio, como la subida del IVA, el recorte de funcionarios o la privatización de empresas públicas.

Mensaje contundente... si la UE no actúa rápido

Rajoy es consciente de que hay que lanzar ya mismo un mensaje claro a los mercados, que despeje todas las dudas sobre la solvencia de la economía española y genere confianza en el país.

La señal a los mercados debe llegar antes del verano. Considera clave presentar las reformas ahora, para que los inversores las vayan asimilando y poder recoger sus primeros efectos en otoño.

A España se le acaba el tiempo

El informe presentado al jefe del Ejecutivo deja claro que el país no puede resistir mucho tiempo más financiándose al 7%. Y reconoce que los ritmos que está marcando la Unión Europea son demasiado lentos para dar solución a los problemas de España.

El hecho de no poder disponer del dinero para recapitalizar los bancos hasta mediados de 2013 o que el BCE se resista a comprar deuda soberana están poniendo al país en serios apuros.

El ‘agosto de infarto’ de Zapatero

Hay que recordar que el mes de agosto suele ser muy propicio para el estallido de crisis financieras y monetarias. Así sucedió con la crisis asiática del 97, la de la deuda rusa del 98 o la crisis financiera internacional de 2007.

También ocurrió con la crisis de deuda del año pasado. La prima de riesgo se disparó a principios de agosto por encima de los 400 puntos, lo que obligó al entonces presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a retrasar el comienzo de sus vacaciones. Tenía previsto desplazarse el 2 de agosto a Doñana con su familia para descansar durante dos semanas.

Sin embargo, los acontecimientos le obligaron a permanecer en su despacho del Palacio de la Moncloa un día más y a regresar antes de tiempo a Madrid para supervisar la salida de esa crisis.

La situación extraordinaria le mantuvo en contacto permanente todo agosto con la vicepresidenta económica, Elena Salgado, y en continuas conversaciones con los Gobiernos de Francia, Italia y Alemania.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?