Dinero

Se frustra la cumbre Rajoy-Kirchner en Buenos Aires para desatascar el conflicto de Repsol con Argentina por la expropiación de YPF

Mariano Rajoy no tiene previsto verse con la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner durante su estancia este fin de semana en Buenos Aires para apoyar la candidatura olímpica de Madrid 2020. Y tampoco durante la cumbre del G-20 en San Petersburgo.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes próximas al presidente, la idea que se maneja en Moncloa es que Rajoy se traslade directamente a la capital argentina desde San Petersburgo, una vez que concluya en esta ciudad rusa la cumbre del G-20 que se celebrará este jueves y viernes.

Intensas gestiones para cerrar un encuentro

Tal y cómo se contó en ECD, el Gobierno ha realizado intensas gestiones en los últimos meses para propiciar un encuentro entre Mariano Rajoy y Cristina Fernández de Kirchner con el fin de encauzar el conflicto entre España y Argentina por la expropiación de YPF a Repsol.

Los contactos se han llevando con la máxima discreción. Se ha intentado no presionar en exceso a la presidenta para evitar una negativa a esa pretensión.

Aún así, según las fuentes del Ejecutivo consultadas por este confidencial, el encuentro tendrá que esperar por el momento: ni será posible en el G-20, en San Petersburgo, ni en Buenos Aires durante el viaje del presidente para apoyar la candidatura madrileña. Se aducen motivos de agenda.

En el Gobierno se apuesta por negociar un acuerdo con Argentina, pero que pase en todo caso por otorgar a Repsol una valoración apropiada por YPF.

La agenda de Kirchner en la cumbre del G-20

Cristina Fernández de Kirchner viajará en las próximas horas a San Petersburgo (Rusia) al igual que Rajoy, para participar de la cumbre del G-20. Según han publicado varios medios argentinos, la presidenta argentina persigue allí dialogar con Barack Obama por la disputa del país con los fondos buitre.

En el encuentro que tendrá lugar mañana y el viernes, Kirchner también intentará obtener el apoyo de Vladimir Putin para cerrar un acuerdo de inversión con Gazprom, una poderosa compañía rusa de producción de gas, para la explotación no convencional de hidrocarburos.

El gigante gasístico ruso está negociando participar en los proyectos en Argentina del alemán Wintershall, filial de BASF, con el fin de reforzar su presencia en América Latina, según la prensa rusa.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes