Dinero

La CEOE de Garamendi recuperará la línea dura contra el independentismo y ascenderá a mujeres

Reivindicará que es la organización más representativa de la empresa y adoptará una postura beligerante contra los planes de subidas de impuestos del Gobierno

Juan Rosell y Antonio Garamendi.
photo_cameraJuan Rosell y Antonio Garamendi.

La CEOE celebra este miércoles su asamblea electoral, de la que saldrá elegido como presidente de la patronal para los próximos cuatro años el actual líder de Cepyme, Antonio Garamendi, ya que ha sido el único candidato presentado.

El relevo al frente de la organización empresarial se prevé tranquilo, dado que Garamendi ha estado trabajando en los cuatro últimos años muy próximo a Juan Rosell, que deja la presidencia de la CEOE tras ocho años en el cargo.

El reto fundamental al que se va a enfrentar Antonio Garamendi durante su mandato será poner el punto de vista empresarial en las medidas que se están poniendo en marcha desde el actual Gobierno.

Pero el candidato Garamendi, que ha presentado su candidatura respaldada por 137 avales de 43 organizaciones miembro, procederá también este miércoles a la lectura de su primer discurso como líder de la patronal.

Firmeza contra el independentismo catalán

El todavía presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha provocado en varias ocasiones un profundo malestar en la cúpula de la patronal con sus opiniones sobre la cuestión catalana.

Hace poco más de un mes, la visita de Rosell a Oriol Junqueras en la cárcel desató la indignación en la organización. Diversos miembros de la cúpula de la CEOE aseguraron no les había informado de sus planes de visitar al preso y desautorizaron su iniciativa, porque, según ellos, contradice la posición oficial en defensa de la Constitución.

El futuro presidente de la CEOE ha hecho constante gala de su españolidad desde los tiempos del acoso de ETA.

Por ello, según fuentes empresariales próximas a Antonio Garamendi, a las que ha tenido acceso Confidencial Digital, el nuevo presidente de la patronal endurecerá ahora el tono contra el independentismo catalán, el populismo y la defensa de los intereses de las empresas frente a la política impositiva del Gobierno.

Cambios internos para mejorar la imagen

Garamendi va a proponer también cambios sustanciales en el funcionamiento y funciones de la patronal. Considera que la CEOE no goza hoy del predicamento, la influencia y el prestigio que siempre le había caracterizado.

Reivindicará que la patronal es la organización más representativa de la empresa española y pretende recuperar el espacio perdido ante otras influyentes asociaciones como el Instituto de Empresa Familiar y el Círculo de Empresarios.

Así, para recuperar el respeto de la sociedad propone, entre otras cosas, tomar la iniciativa y dejar de ir a remolque cuando se negocien las reformas.

Cree que la organización debe disponer de propuestas propias que tomen la delantera, basadas en los acuerdos de sus órganos de Gobierno. Para ello, las comisiones de trabajo “deben crear una línea política y de trabajo para proponer una senda que oriente hacia dónde la CEOE considera que España debe ir”, explican a ECD fuentes próximas al empresario vasco.

Antonio Garamendi también se ha propuesto potenciar el papel de los técnicos y profesionales de la casa en el trabajo diario, establecer una política de comunicación externa e interna y promocionar a la dirección de la nueva estructura empresarial a más mujeres.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable