Dinero

El Gobierno ‘maquilla’ los datos de paro para rebajar el peor mes de la historia de España

No va a contabilizar como desempleados a los afectados por un ERTE en la última semana de marzo. El objetivo es evitar que la cifra se acerque ya a los cuatro millones

María Jesús Montero, Pablo Iglesias y Nadia Calviño
photo_cameraMaría Jesús Montero, Pablo Iglesias y Nadia Calviño

Los datos de paro que se publicarán este jueves serán los primeros datos oficiales que empiecen a reflejar el impacto de la crisis del coronavirus en la economía y el mercado de trabajo. Pero no todos los trabajadores que hayan perdido su empleo definitiva o temporalmente aparecerán reflejados en los registros de las oficinas de empleo.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, ya ha anticipado un día antes que los datos de paro de marzo “no serán positivos”, haciendo referencia a los datos diarios que se han ido conociendo sobre la presentación de expedientes de regulación de empleo temporal (ERTE) por parte de las empresas afectadas por la crisis sanitaria.

Según ha podido comprobar Confidencial Digital por fuentes del Ejecutivo, los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social han estado perfilando hasta el último minuto las estadísticas de afiliación y paro registrado que se darán a conocer como es habitual el segundo día hábil del mes.

Se presentarán unas cifras ‘maquilladas’

Fuentes de la cúpula económica del Gobierno reconocen a Confidencial Digital que el dato final de nuevos parados de marzo “no reflejará con exactitud” lo que está ocurriendo en el mercado laboral.

Admiten que los servicios autonómicos de empleo y el estatal están colapsados a la hora de registrar y reconocer las prestaciones por desempleo.

Recuerdan que los afectados por los ERTE en los registros de desempleo tienen un decalaje mínimo de cinco días entre el momento en el que se presentan a la autoridad laboral hasta que se resuelve su autorización.

Además, debe darse traslado de los datos de estos nuevos parados temporales al SEPE para que les reconozca la prestación. Hasta el pasado viernes, el Gobierno no aprobó el formulario y los documentos que las empresas deben acompañar en su solicitud de las prestaciones por desempleo de los trabajadores afectados por los ERTE.

En consecuencia, altos cargos de la cúpula económica del Ejecutivo explican que va a resultar complicado contabilizar ahora como parados registrados en los servicios de empleo a los afectados por un ERTE en la última semana de marzo.

No alcanzar los cuatro millones de parados

La actual cifra de parados registrados, que asciende a 3.246.047, quedará más cerca de los cuatro millones de desempleados al cierre del pasado mes. Marzo suele arrojar datos positivos. En condiciones normales habitualmente baja el paro registrado, incluso aunque la Semana Santa se celebre en abril.

Por el momento, el objetivo que se ha marcado internamente el Gobierno con este ‘maquillaje’ de los datos es no superar, al menos este primer mes de parón económico, la barrera psicológica de los cuatro millones de parados.

El dato de cotizantes tampoco será exacto

En cuanto al número de cotizantes a la Seguridad Social, fuentes del Ejecutivo admiten a ECD que el dato tampoco reflejará con exactitud la actual situación. Por ejemplo, van a figurar el grueso de trabajadores afectados por el nuevo “permiso retribuido” para los trabajadores de servicios no esenciales

El motivo es que estos empleados deben seguir de alta en la Seguridad Social y cobrando su salario en estos quince días en los que no están acudiendo a su puesto de trabajo. Comenzaron este permiso justo dos días antes del cierre del mes de marzo.

Además, los afectados por los ERTE siguen cotizando a la Seguridad Social, a través del Estado y las grandes empresas (que abonan el 25% de dichas cotizaciones) y, por tanto, no serán tampoco contabilizados de momento como empleo destruido.

El paro comienza a asustar a Pedro Sánchez

España no ha bajado todavía de la cifra de tres millones de parados, y ante la desaceleración económica que se avecina por la crisis del coronavirus, se ha convertido en un dato que comienza a “asustar” en Moncloa, según admiten a Confidencial Digital fuentes de la cúpula económica del Ejecutivo.

No se pasa por alto, por ejemplo, que el Estado tendrá que dotar de mucho más presupuesto las partidas para afrontar el pago de las prestaciones por desempleo.

Moncloa ha pedido cada mañana los datos de paro

La Oficina Económica de Presidencia, al igual que los altos cargos del Ministerio de Trabajo, ha empezado a analizar con “inquietud creciente” la evolución del empleo. En el marco de esa enorme preocupación, el equipo del presidente está solicitando cada mañana conocer los datos exactos de desempleo.

Hasta que se cerró definitivamente el mes de marzo, algo que ocurrió este martes día 31, “la “ansiedad de Moncloa” –así la definen altos cargos del Gobierno- con el paro ha ido en aumento ante las graves consecuencias que pronostican para el empleo del parón económico por la crisis del Covid-19.

Por eso en las últimas semanas, según aseguran a ECD técnicos del Ministerio de Trabajo, Presidencia no ha dejado ni un solo día de solicitar el dato exacto de desempleo a primera hora de la mañana.

Pese a que el resto de los españoles solo pueden conocer las variaciones del empleo a principio de cada mes, como por ejemplo este jueves, los técnicos del ministerio tienen acceso a estas cifras actualizadas a diario.

El equipo de Sánchez ha exigido también conocer de primera mano cada mañana cuántos parados hay ese día en España. Incluso, aunque el equipo económico más cercano al presidente se encuentre fuera del despacho, ha dado orden de enviar esa información mediante un SMS.

La obsesión recuerda a algunos miembros del Consejo de Ministros a la que “mantienen los directivos de televisión en cuanto se levantan de la cama por conocer las audiencias de los programas del día anterior”.

Los datos que ha recibido son muy negativos

El anticipo reservado que el Ministerio de Trabajo ha hecho llegar al equipo del presidente del Gobierno concluye que las cifras de marzo, que se darán a conocer este jueves, “son muy negativas”.

Pero las expectativas que ha diseñado el departamento que dirige Yolanda Díaz no contemplan que el desempleo rompa de momento este mes la barrera de los cinco millones de parados, que en los últimos días algunos expertos habían comenzado a vaticinar.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?