Dinero

De Guindos y Lagarde deben aclarar en el BCE quién de los dos precipitó la crisis de Bankia

La Audiencia Nacional sigue a la espera de que la directora del FMI desvele si el informe que propició la intervención fue iniciativa suya o a instancias del Gobierno

Luis de Guindos, ex ministro de Economía.
photo_cameraLuis de Guindos, ex ministro de Economía.

Los líderes de la UE han acordado proponer a Christine Lagarde como presidenta del Banco Central Europeo, en sustitución de Mario Draghi. La todavía directora gerente del FMI se reencontrará en Frankfurt con el ya vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, con quien mantiene cuentas pendientes en la Audiencia Nacional por el caso Bankia.

Lagarde estaba llamada a declarar el 8 de mayo, y en la Audiencia Nacional creían que lo iba a hacer por videoconferencia, pero a última hora el FMI alegó que no le constaba citación alguna. Tras varios días de confusión se supo que Christine Lagarde solo respondería a un cuestionario por escrito.

La acusación de la Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que dirige Andrés Herzog, presentó hace más de un mes el cuestionario, pero aún no hay contestación. No está claro si el tribunal ya ha ordenado la traducción y si lo ha enviado.

Christine Lagarde podía haber realizado su testimonio a través de una videoconferencia, como han hecho otros testigos que residen fuera de España, como el propio Luis de Guindos o el ex director de Relaciones con Inversores de Bankia, Jorge Dajani.

El magistrado de enlace de España en Washington llevó a cabo las gestiones correspondientes para habilitar la testifical por videoconferencia.

Sin embargo, el Fondo Monetario Internacional rechazó estos métodos tanto para Lagarde como para Ceyla Pazarbasioglu, directora adjunta del Departamento de Mercados Monetarios del FMI, que también había sido llamada a declarar el 8 de mayo. El organismo apeló a su “política de inmunidad” para salvar del trance a estas dos responsables, aunque mostró su “voluntad de cooperar”.

La responsabilidad sobre el informe del FMI

La versión del FMI es de suma importancia para la resolución del juicio por el caso Bankia. La acusación ha reclamado conocer las gestiones que la directora gerente del organismo realizó en 2012, y que le llevaron a emitir un informe en abril que aceleró la intervención de la entidad presidida entonces por Rodrigo Rato.

La pregunta enviada a Lagarde pide que “confirme, aclare y explique las reuniones mantenidas con De Guindos” los meses antes de redactar el informe.

También pide que explique “el contenido y conclusiones obtenidas, si las conoce, de las reuniones y contactos mantenidos por los representantes del FMI con el entonces presidente de BFA-Bankia, Rodrigo Rato y con el ex ministro de Economía, Luis de Guindos, en febrero de 2012”, con motivo de la misión que envió a España para conocer el estado del sistema financiero.

De Guindos niega que presionase a Lagarde

Así las cosas, Christine Lagarde y Luis de Guindos se reencontrarán en noviembre en Frankfurt para dirigir juntos el BCE.

El ex ministro de Economía ha mantenido hasta ahora que fue la jefa del Fondo Monetario Internacional quien le puso de manifiesto la preocupación del organismo sobre las necesidades de capital por parte de entidades que ya habían recibido ayudas y le señaló de forma especial a Bankia ya que, al ser sistémica, era la que “más efecto negativo y de contaminación sobre el sector financiero pudiera tener”.

El ahora vicepresidente del BCE realizó esta afirmación en su intervención como testigo, llevada a cabo por videoconferencia el pasado 26 de marzo, en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia que se celebra en la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid).

Un día antes, el ex gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, había apuntado que la gestión de la crisis que llevó a cabo el entonces ministro de Economía precipitó el colapso de Bankia.

Hay que recordar que el hecho de que el FMI apuntase a Bankia en su informe como uno de los principales problemas del país fue en su día atribuido a la petición expresa de De Guindos de que fuera incluido en el informe que estaba elaborando en aquel momento el organismo internacional sobre España y el sistema financiero.

“Quien se crea que el ministro de Economía de un país puede afectar a la publicación de un informe del FMI se equivoca absolutamente”, refutó Luis de Guindos a preguntas directas de la fiscal Carmen Launa, alegando además que el director de la división de banca en ese momento en el FMI era el antiguo subgobernador del Banco de España, que había estado con MAFO.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?