Dinero

Los inspectores del Banco de España se rebelan contra el gobernador. La filtración del informe es un castigo a MAFO por no transmitir al Gobierno la mala situación de la economía

Los inspectores del Banco de España han querido castigar a Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Cuando llegó al cargo, advirtieron al gobernador de que tenía que elevar al Gobierno los informes que elaboraban sobre la verdadera situación del país. No lo ha hecho, y han tomado represalias contra él.

Los técnicos del organismo emisor le avisaron de que, si no trasladaba al Ejecutivo esos informes, que mostraban la mala situación de la economía española, optarían por darlos a conocer ellos mismos por su cuenta. Cuatro años después, MAFO ha seguido mirando para otro lado, y los técnicos han cumplido su órdago filtrando la misiva remitida a Pedro Solbes en 2006.

Últimas noticias

‘El Mundo’ publicó el lunes la carta enviada por la asociación de inspectores del Banco de España, en mayo de 2006, al entonces vicepresidente económico, Pedro Solbes, criticando la gestión del gobernador del Banco de España en esa etapa, Jaime Caruana, nombrado por el Gobierno de José María Aznar en el año 2000.

En esa nota, los inspectores advertían al Ejecutivo y a sus propios superiores acerca del imparable crecimiento del crédito en manos de bancos y, sobre todo, en las cajas, ajenas a la cultura del control de riesgos.

El vídeo del día

Baleares dice que hay que recuperar 200.000 trabajadores del turismo

Los inspectores achacaban a la fuerte expansión crediticia el alza extraordinaria en el precio de la vivienda, que amenazaba además el bienestar de un número creciente de familias, que no podrían devolver sus hipotecas si las cosas se torcían, como efectivamente ha sucedido.

Fuentes del Banco de España, a las que ha tenido acceso El Confidencial Digital, cuentan que, ni el entonces gobernador, Jaime Caruana, ni ahora Miguel Ángel Fernández Ordóñez, su sustituto, atendieron los avisos de los inspectores, que incluso amenazaron en varias ocasiones con hacer públicas esas notas, si no surtían efecto sus denuncias para que cesara el excesivo triunfalismo en los discursos del Gobierno y de las autoridades del banco.

Según estas fuentes, esas declaraciones poco tenían que ver con la realidad de las cifras que manejaban los técnicos del Banco de España.

Las mismas fuentes comentan que la carta fue remitida a la jefa del Gabinete de Pedro Solbes coincidiendo con la salida del cargo de Caruana y con la confirmación oficial de que sería Miguel Ángel Fernández Ordóñez quien le sustituiría en la dirección del banco.

El objetivo de la misiva era avisar al nuevo gobernador de la trayectoria que había seguido su antecesor, Jaime Caruana. No estaban dispuestos a continuar en la misma línea de no transmitir al Ejecutivo la crudeza de la situación económica. Sin embargo, las declaraciones y discursos de Fernández Ordóñez les han defraudado.

Es más. Desde el Gobierno se siguieron lanzando mensajes triunfalistas en vísperas de las elecciones generales de 2008. En el debate preelectoral entre Manuel Pizarro y Pedro Solbes, el vicepresidente económico llegó a afirmar que “el sistema financiero español es el más sólido del mundo”, “no hay burbuja”, y que “en España no hay peligro de quiebra de entidades financieras”.

Fuentes cercanas a Miguel Ángel Fernández Ordóñez consultadas por ECD matizan que el gobernador del Banco de España considera que lo importante ahora es centrarse en las medidas que se están poniendo en marcha para superar la crisis y la reestructuración del sistema financiero, "y dejar para los historiadores" el pasado.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?