Dinero

Santander, BBVA, Barclays y Société Générale salvan a Dia de un cierre masivo de tiendas

Inyectarán una línea de crédito urgente antes de la ampliación de capital. El inversor ruso Mikhail Fridman se ha negado a aportar liquidez

Supermercado Dia.
photo_cameraSupermercado Dia.

Dia acaba de anunciar una ampliación de capital por 600 millones de euros -más del doble de su capitalización bursátil actual- para “fortalecer la estructura de capital del grupo”. Como paso previo, los bancos van a inyectar una línea de liquidez urgente para hacer frente a los vencimientos a corto plazo.

Según ha comunicado este miércoles en un hecho relevante remitido a la CNMV, la compañía ha llegado a un acuerdo con Morgan Stanley para que se encargue de la colocación de la inversión o la suscriba al 100% si no culmina la operación.

La dirección de Dia, en manos del consejero delegado, Antonio Coto, ha llegado a este acuerdo preliminar ante las urgencias financieras de la empresa a la espera de cerrar “próximamente” la refinanciación de su deuda bancaria.

La ampliación todavía debe pasar por el consejo de administración y, lo más importante, por la junta de accionistas.

Teniendo en cuenta que la capitalización bursátil de Dia está actualmente en el entorno de 250 millones de euros, tras perder el 90% de su valor este año, una ampliación de capital por 600 millones implicaría una gran dilución del valor de la acción para los accionistas.

La cotización de Dia en Bolsa estuvo suspendida este miércoles durante gran parte de la mañana. El martes se dejó otro 19%, hasta 0,41 euros. Comenzó el año en cuatro euros.

Dia ha solicitado una línea de liquidez urgente

Pero la cadena de supermercados afronta los peores momentos de su historia, con un fuerte deterioro de los resultados y una deuda que limita su capacidad de operación. Todo ello ha llevado al desplome de su valor en Bolsa y a su expulsión del IBEX-35, el selectivo de empresas más importantes de España.

Por ello, según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de las conversaciones, Dia ha trasladado a los bancos acreedores, como antesala a la ampliación de capital, la necesidad de firmar una refinanciación urgente de la deuda para poder continuar con las tiendas abiertas. Insisten, no obstante, en que no han solicitado ninguna quita.

Firmar un acuerdo con los bancos en dos semanas

La compañía espera cerrar un acuerdo de liquidez con los bancos antes de final de año para acometer la ampliación de 600 millones el próximo mes de marzo con la que reforzar su balance.

Santander, BBVA, Barclays y Société Générale son las entidades con más exposición en el grupo de distribución, entre casi una quincena de bancos, ya que aglutinan más de un 60% de la deuda bancaria, que asciende a 900 millones de euros. La empresa tiene otros 900 millones en bonos.

Evitar un cierre masivo de tiendas a corto plazo

Las fuentes a las que ha tenido acceso ECD aseguran que el balón de oxígeno de la banca evitará un fuerte ajuste que incluiría la revisión de todo el negocio para tratar de afrontar la dura situación que atraviesa.

El plan de ajustes habría afectado a algunas tiendas, que hubieran sido cerradas o vendidas y, finalmente, al empleo, donde se producirían ajustes y eso que la plantilla este año ya se ha reducido en 2.100 empleados, lo que ha supuesto un ajuste del 5%.

La plantilla ha pasado de 41.586 empleados a 39.487, aunque no todos han dejado la cadena, ya que han pasado a estar en nómina de las franquicias del grupo.

Mantiene la venta de activos para reducir deuda

No obstante, según las fuentes consultadas por ECD, la empresa sigue adelante con su proceso de desinversión de activos para reducir deuda, pese a la inyección de liquidez y como garantía también de cara a la banca.

Por el momento, Dia planea la venta de Max Descuento, su negocio de tiendas cash & carry (aprovisionamiento para mayoristas), así como la cadena de perfumerías Clarel, que tiene 1.271 tiendas, con especial presencia en Cataluña.

Mikhail Fridman se ha negado a aportar capital

A cierre del miércoles, Dia valía poco más de 250 millones de euros. Con este valor, que puede variar, la ampliación de capital podría dar entrada a grandes inversores que tomaran el control de la compañía.

Uno de ellos será Mikhail Fridman, que es ya el primer accionista con el 25%, quien la suscribirá para intentar tomar la mayoría. Sin embargo, el magnate ruso ha trasladado en los últimos días a los acreedores que antes de invertir más dinero en la compañía, es necesario que la banca aporte una inyección de liquidez.

Es una condición imprescindible para que Fridman aporte más capital a Dia después de que el consejo de administración decida reflotar el grupo mediante una ampliación de capital.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable