Dinero

Los sindicatos dejan solo a Pablo Iglesias en su exigencia de un Gobierno de coalición

UGT y CCOO han trasladado al líder de Podemos que son partidarios de un apoyo al PSOE: si se repiten las elecciones existe el riesgo de que la derecha llegue a La Moncloa

Pablo Iglesias, en la sesión constitutiva del Congreso en enero de 2016.
photo_cameraPablo Iglesias, en la sesión constitutiva del Congreso en enero de 2016.

Pablo Iglesias ha perdido el apoyo clave de los sindicatos. Los líderes de CCOO, Unai Sordo, y de UGT, Pepe Álvarez, exigieron a Pedro Sánchez que negociara un Gobierno de coalición con Unidas Podemos tras una reunión en La Moncloa hace tres semanas. Ahora, las centrales han decidido retirar el respaldo a Iglesias en su exigencia estrella.

Hasta el momento, los sindicatos venían reclamando un acuerdo que recogiera sus reivindicaciones de los últimos años: derogar las principales reformas del PP –laboral y de pensiones-, apostar por más recaudación fiscal y más gasto social. Defendían con vehemencia que, sólo con Podemos dentro del Gobierno, esas medidas de importante calado verían la luz.

Pese a que ya constataron el pasado 8 de agosto, durante la reunión con Sánchez en La Moncloa, que existía desconfianza entre los líderes de PSOE y Podemos, los sindicatos pidieron al presidente que eso no fuera un obstáculo.

Si hay elecciones, riesgo de que vuelva la derecha

Pues bien. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes de la Ejecutiva de COOO y UGT, la postura de los dos sindicatos mayoritarios con respecto a la formación de Gobierno ha cambiado sustancialmente en los últimos días.

En la cúpula sindical admiten que la nueva posición de las centrales deja solo a Pablo Iglesias en su exigencia a Sánchez de un Gobierno de coalición para apoyar al PSOE en la investidura.

La inquietud interna en las organizaciones va en aumento, cuanto más se acerca la posibilidad de una repetición electoral. Alertan de que si se vuelven a celebrar los comicios el próximo 10 de noviembre se corre el riesgo de que la derecha sume y, por tanto, pueda recuperar el Gobierno de España.

Han trasladado Iglesias que le retiran su apoyo

Reconocen que ese sería el peor escenario para los sindicatos, pero también para la izquierda española en general.

Por lo tanto, el mensaje que UGT y COOO han trasladado en la última semana a Pablo Iglesias es rotundo: “Mejor Gobierno ya, que unas elecciones en las que pueda gobernar la derecha”. Y esto exige, admiten, por retirar la exigencia de un Ejecutivo de coalición.

Renuncia obligada al Ministerio de Trabajo

Las fuentes consultadas por Confidencial Digital explican que la pérdida del apoyo de los sindicatos explica que el líder de Podemos haya vuelto a rescatar ahora la oferta de última hora que lanzó el pasado mes de julio a Pedro Sánchez para apoyar su investidura.

En una entrevista en la Cadena SER, Iglesias insistía hace unos días en que había renunciado a su aspiración de controlar el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, a cambio de dirigir únicamente las políticas activas de empleo.

“Si se añaden las políticas activas de empleo a la última oferta que nos hicieron durante la investidura fallida seguro que llegaremos a un acuerdo en cuestión de horas”, especificó Iglesias.

Con esta posición, el líder de Podemos asume que, sin el decisivo apoyo sindical, difícilmente tiene capacidad para tomar las riendas del ministerio encargado de regular las relaciones laborales junto con la patronal.

Amenaza de sacar a la gente a la calle

Hay que recordar que la formación morada, en plena semana de la investidura fallida, no solo trató de presionar a Sánchez exigiendo un mayor número de ministerios a cambio de apoyar su reelección como presidente del Gobierno.

También quiso doblar la voluntad del PSOE, amenazándole con las consecuencias de que no se formase un gobierno progresista de izquierdas en España.

Llegó a advertir al Gobierno de que “sacarían a la gente a la calle” como hicieron en el 15-M, si el PSOE no consigue sacar adelante la investidura y el país se ve abocado a unas nuevas elecciones en noviembre.

Las promesas de Pedro Sánchez han calado

Sin embargo, Pedro Sánchez se puso manos a la obra para desactivar la amenaza de Podemos. Se ha reunido con las mismas organizaciones a las que Iglesias había animado a la movilización contra el PSOE si el presidente no lograba formar Gobierno.

Con el objetivo de aplacar el descontento entre el electorado de izquierda, Sánchez en persona ha venido prometiendo a sindicatos y colectivos sociales, en el marco de la ronda de contactos desplegada por el presidente durante el mes de agosto, que promoverá las políticas sociales que defienden cada una de estas organizaciones.

Insistió, no obstante, en que todo depende de que Iglesias apoye la investidura. Un mensaje con el que buscaba, reconocían en Moncloa, que le trasladaran también esa presión al líder de Podemos. Una maniobra que parece haber surtido efecto.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
Queremos escucharte y queremos que nos ayudes