Dinero

Las subidas de impuestos que ‘esconde’ Sánchez: eliminar las deducciones en Sociedades y gravar más a la banca

El Gobierno calcula que, junto al destope de las cotizaciones sociales, conseguirá recaudar 8.000 millones más a partir de 2020

Pedro Sánchez y Miquel Iceta, en un mitin del PSC.
photo_cameraPedro Sánchez y Miquel Iceta, en un mitin del PSC.

Pedro Sánchez tiene en la recámara incrementar aún más la presión fiscal para conseguir el apoyo de Bruselas a su Plan de Estabilidad Financiera, fuertemente cuestionado en este momento por la Comisión Europea porque prevé que incumpla el déficit tanto este año como el próximo.

Hace unos días, la ministra de Economía, Nadia Calviño explicó, en cuanto al Programa de Estabilidad remitido a Bruselas, que son propuestas fiscales que ya se pusieron sobre la mesa el año pasado o que estaban recogidas en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2019 “que lamentablemente no vio la luz” y que “volverán a ponerse sobre la mesa cuando se constituya el nuevo Gobierno”.

Por ejemplo, se recoge el impuesto sobre servicios digitales, conocido popularmente como “tasa Google”; el nuevo tributo a las transacciones financieras; la subida del diesel o los repuntes del IRPF a rentas superiores a 130.000 euros y del impuesto de sociedades para las grandes empresas.

La UE cuestiona la política fiscal de Sánchez

Bruselas no ha tardado en alertar de que la política fiscal planteada por Pedro Sánchez conducirá al incumplimiento del déficit en 2019 y 2020. De hecho, la UE ha empeorado las perspectivas de España y considera que el déficit se quedará en el 2,3% este año, tres décimas por encima del objetivo del Gobierno.

Ante la advertencia de la UE, la ministra de Economía lanzó un aviso a navegantes hace unos días: “Hay margen para aumentar la recaudación fiscal y es importante hacerlo en un momento de crecimiento económico para estar preparados de cara al futuro”, aseguró.

Tres impuestos más para responder a Bruselas

Pues bien. Según ha podido saber Confidencial Digital por fuentes conocedoras de los planes del Gobierno, Pedro Sánchez es consciente de que deberá presentar a la Comisión Europea una nueva previsión de ingresos. Para ello, maneja tres subidas fiscales más para despejar las dudas de la UE sobre su Plan de Estabilidad Financiera.

Fuentes de la cúpula económica del Ejecutivo especifican a ECD que, entre estas medidas de urgencia, se encuentran el impuesto a la banca; el destope de las bases máximas de cotización a la Seguridad Social y la eliminación de deducciones del Impuesto de Sociedades.

Unos 8.000 millones más de recaudación

Las tres medidas supondrían, según las fuentes consultadas, unos 8.000 millones más de recaudación.

Se estima que el impuesto a la banca aportará unos 2.500 millones de euros a las arcas del Estado y el destope de las cotizaciones máximas podría añadir otros 2.000 millones a la Seguridad Social.

El Ejecutivo tiene también en estudio la eliminación parcial o total de las deducciones empresariales del Impuesto de Sociedades. En total, estas exenciones tributarias suponen unos 3.500 millones cada año.

Discreción con el impuesto a la banca

Pedro Sánchez propuso nada más llegar a La Moncloa un impuesto a la banca para recaudar 1.000 millones adicionales que se destinarían a garantizar las pensiones. En septiembre cambió de opinión y sugirió que lo había aparcado.

Explicó entonces que el único impuesto que pensaba introducir era el de transacciones financieras, junto con el tributo que afectará a las plataformas digitales. De hecho, son las dos únicas tasas que ha incluido por ahora en el documento que ha remitido a Bruselas.

En la decisión de retomarlo pesa ahora, reconocen en el Ejecutivo, lo que ha ocurrido finalmente con el sector financiero tras la sentencia del Supremo, que acordó cargar a los clientes el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) de las hipotecas.

Pese a que luego el Gobierno endosó por decreto el pago del AJD a las entidades financieras, la medida no se ha aplicado con carácter retroactivo, por lo que los bancos ya no tienen que incurrir en un gasto de 6.000 millones en los próximos meses, lo que ha dado argumentos al Gobierno para sacar adelante en 2020 el nuevo gravamen.

El destope de la base máxima de cotización

El Ejecutivo tampoco ha incluido en el plan fiscal enviado a Bruselas su propuesta de destopar las cotizaciones sociales a los que más ganan. Sánchez sabe que lo puede anunciar a última hora para despejar las dudas que pueda tener la Comisión Europea sobre la solidez de las cifras enviadas.

El destope total de la base máxima de cotización ya fue propuesto en los primeros meses del Gobierno socialistas. La ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, lo planteó en julio en su primera comparecencia en la comisión del Pacto de Toledo.

Sin embargo, con el paso de los meses, el debate ha ido desapareciendo de las conversaciones con los agentes sociales por la oposición frontal de la CEOE. Pero la medida no ha sido descartada en absoluto, según confirman a ECD fuentes de la cúpula económica del Gobierno.

Eliminar deducciones a la espera de los apoyos

Según las fuentes consultadas por ECD, la eliminación de deducciones en el Impuesto de Sociedades también ha sido aparcada a la espera de conocer los apoyos parlamentarios que requerirá Pedro Sánchez para ser investido presidente.

Se tiene en cuenta, por ejemplo, que las deducciones en Canarias suponen 400 millones. Y los dos diputados de Coalición Canaria serán claves en la investidura del candidato del PSOE si no se cuenta con los votos de los partidos independentistas.

Para los que apoyan el periodismo de exclusivas

Confidencial Digital publica noticias exclusivas, que solamente se leen en estas páginas. Y ha creado una comunidad de amigos, Somos ECD, a quienes además se ofrece otras informaciones más, para que sean lectores mejor informados aún, junto con varios servicios y ventajas. Súmate a este proyecto periodístico incorporándote a Somos ECD.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?