El Chivato

García Ferreras y Évole, de defender a Cuixart al Bernabéu

Antonio García Ferreras.
photo_camera Antonio García Ferreras.

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, acusado de rebelión y sedición (y para quien Fiscalía y Abogacía del Estado piden 17 y 8 años de prisión), acaba de describir cómo fueron sus primeros días en la cárcel. Unas páginas que ha utilizado  para pedir a la periodista Gemma Nierga que escribiera un libro.

“Tres días en prisión" es como se titula el volumen que el presidente de Omnium, con la ayuda de Nierga, acaba de sacar las librerías. Este miércoles, coincidiendo con la declaración de Cuixart en el juicio del 'procés', tuvo lugar un acto de presentación en una sala del edificio del Círculo de Bellas Artes de Madrid. Un encuentro organizado por la propia entidad cívica independentista.

En nombre de Cuixart, Nierga presentó el libro con un debate-tertulia acerca de la situación del político preso. Acudieron otros tres periodistas: Pepa Bueno, Jordi Évole y Antonio García Ferreras.

Según ha podido conocer El Chivato, al evento se presentaron representantes de Òmnium Cultural y simpatizantes de la causa independentista. Apenas hubo presencia periodística. De hecho, no se vio cámara alguna con el logo de La Sexta, ni ningún micrófono con la marca de la Cadena SER.

Durante el encuentro, Nierga, Bueno, Évole y Ferreras comentaron e interactuaron durante una hora larga con los asistentes, aludiendo repetidas veces a lo “injusta” que ha sido la cárcel para Cuixart.

Tanto Évole como Ferreras reiteraron, en más de una ocasión, que no se declaraban independentistas, pero dejaron claro lo mal que se había gestionado el proceso. A esto Pepa Bueno quiso añadir que, exceptuando a La Sexta, los medios televisivos no estaban dando una buena cobertura del juicio del 'procés'.

Ferreras describió a Cuixart como un “hombre sin miedo” porque “está en la cárcel y tiene mucho que perder”. Explicó que tiene una mujer con la que se casó estando en prisión, y a un hijo de pocos meses que ha visto más entre rejas que fuera. “Está preso y vive con felicidad, es algo que impresiona”, añadió.

Évole, por su parte, quiso mandar un mensaje al gobierno de Mariano Rajoy. Explicó que “alguien con fuerza en el PP debería reunir a los suyos y obligarles a pedir perdón y reconocer públicamente que se equivocaron al mandar a policías a Cataluña durante el 1-O para pegar a la gente”.

Los cuatro invitados despidieron el encuentro comentando cuál sería la solución para la situación que se vive en Cataluña. Ferreras insistió en que, al final, tendrá que haber diálogo y que, tarde o temprano, “se sentarán a hablar”.

El vídeo del día

Casado pide a Sánchez respetar la decisión del Supremo sobre los presos.

El presentador de ‘Al rojo vivo’ añadió que se iba al  Bernabéu a ver el clásico (Real Madrid-Barça) que se disputaba esa noche. “Ahora me voy al Bernabéu y sé que alguno me llamará independentista, como siempre”, concluyó entre risas. Évole le sonrió, le dio un toque en la espalda y añadió mirando al público: “Lo veré entonces, me voy con él al estadio”.

Comentarios
Somos ECD
¿Quieres ser protagonista del Confidencial Digital?