Política

El PSOE asume que Pedro Sánchez se verá abocado a una “investidura en el minuto 93”

ERC descarta cualquier decisión hasta celebrar su congreso nacional. Dirigentes socialistas dudan incluso de que el pleno para la votación se celebre en enero

Pedro Sánchez, en el pleno de constitución del Congreso.
photo_cameraPedro Sánchez, en el pleno de constitución del Congreso.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias se propusieron que hubiera Gobierno “antes de Nochebuena”, como afirmó el líder de Podemos. No obstante, después de la segunda reunión de los socialistas con Esquerra, en Moncloa y Ferraz ya se preparan para una investidura “en el minuto 93”.

Esa expresión fue acuñada la semana pasada por Iván Redondo, durante un coloquio organizado por La Caixa en Madrid.

El jefe de gabinete de Sánchez afirmó, preguntado por la investidura, que “España es muy de minuto 93, por lo que sería optimista”. Quiso, de esta forma, hacer un paralelismo con el gol de Ramos, in extremis, que dio al Madrid la Décima Champions frente al Atlético.

Su discurso, sin embargo, parecía chocar con los plazos marcados desde Ferraz y Podemos, pero lo cierto es que tanto en Moncloa, como en la ejecutiva federal del PSOE, ya se preparan para una investidura a fuego lento.

ERC prefiere un pacto en enero

Así lo aseguran al Confidencial Digital miembros relevantes de la dirección nacional del PSOE, que añaden que la expresión del “minuto 93” ya se usaba en septiembre en Moncloa, tal y como reveló entonces La Vanguardia cuando acababa el plazo para evitar que se disolvieran las Cortes.

Con la repetición electoral, tanto en Presidencia como en el PSOE tuvieron claro que, en esta ocasión, “no había que apurar tanto”. Por eso, Sánchez e Iglesias anunciaron apenas 48 horas después de los comicios un pacto de gobierno y, desde entonces, están tratando de sumar a Esquerra al acuerdo.

Los republicanos, sin embargo, no tienen ninguna prisa. Tal y como quedó demostrado ayer en la segunda reunión que mantuvieron Adriana Lastra, José Luis Ábalos y Salvador Illa con Gabriel Rufián, Marta Vilalta y Josep María Jové, prefieren “dar largas” antes de fijar su posición en la investidura.

Es la conclusión que sacan los socialistas, después de que los republicanos hayan pedido una nueva reunión el martes de la semana que viene, con el objetivo de posponer ese día la investidura a enero.

La excusa es la “falta de garantías”, por parte del PSOE, para la creación de una mesa de diálogo entre el Gobierno y el Govern para hablar de “soberanía”. No obstante, los republicanos únicamente quieren esperar a la celebración de su congreso nacional, previsto para el día 19, antes de tomar una decisión.

Así las cosas, en Moncloa y en Ferraz empiezan a asumir que las negociaciones se deberán prolongar, por lo menos, hasta enero. Y encima, sin la seguridad de que Esquerra se comprometa a abstenerse.

Sin fecha para la investidura

Con estas dudas encima de la mesa, lo que cada vez tiene más claro el Gobierno y el PSOE es que la investidura es ya imposible en diciembre… y cada vez más difícil en enero.

Además, se da la circunstancia de que Sánchez parece decidido presentarse únicamente a un debate de investidura si tiene los apoyos parlamentarios ya garantizados para que su reelección salga adelante.

Por ese motivo, afirman las fuentes consultadas, “estamos sin fecha para la investidura y no sabemos cuándo se puede celebrar”.

En todo caso, Moncloa y Ferraz empiezan a cambiar el discurso y a hablar claramente ya de una “investidura en el minuto 93”, dejando a las claras que las negociaciones pueden prolongarse y que, de mantenerse el “no” de ERC, el PSOE miraría entonces a Ciudadanos.

Un viraje que, de hecho, ya preparan en Ferraz, donde no se descarta incluso ofrecer a Cs contrapartidas a cambio del “sí” en la investidura, como la alcaldía de Madrid para Begoña Villacís.

Comentarios
Somos ECD
Periodismo libre, valiente, independiente, indispensable