Seguridad

Entrega de armas de ETA antes de Navidad. Los servicios de Información tienen constancia de que es una maniobra para negociar con el Gobierno el acercamiento de presos

La agencia EFE ha difundido un teletipo en el que se informa de que ETA está dispuesta a iniciar la entrega de sus armas antes de Navidad. Los servicios de Información corroboran este plan de la banda terrorista, aunque alertan de que el anuncio forma parte de un plan, pactado con el colectivo de presos, para negociar con el Gobierno el acercamiento de los encarcelados a Euskadi.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes de los servicios de Información e la Policía y de la Guardia Civil, la dirección de la banda terrorista se ha visto sometida, en los últimos meses, a una gran presión por parte del colectivo de presos, que exigía ya soluciones a su situación.

El entorno de ETA ha intentado contactar con el Gobierno para pedir un acercamiento de los encarcelados al País Vasco, pero la respuesta recibida siempre ha sido la misma: “antes de negociar, la banda tiene anunciar su desarme y disolución”.

Estrategia pactada con los presos

Los agentes consultados por ECD explican que, en las investigaciones realizadas, se ha detectado que el “frente duro” dentro del colectivo de presos ha trasladado, a través de sus abogados, la necesidad de que la dirección de ETA inicie una maniobra, pública y mediática, que facilite un plan del Gobierno para los encarcelados.

Así, desde EPPK han pactado con la cúpula de la banda un plan de actuación, en el que primero se realizaría un comunicado de desarme por parte de ETA y, después, los presos anunciarían su intención de acogerse a medidas de reinserción individualizadas fijadas por el Gobierno, siguiendo los cánones de la llamada ‘doctrina Parot’.

El objetivo es, según las fuentes consultadas, “desbloquear la actual situación de los presos”, que amenazaban con “ir por su cuenta”, lo que dejaría a la cúpula militar de la banda, en libertad, sin influencia, y agravaría la actual “división interna” existente.

No se espera un rearme “real”

Las fuentes de los servicios de Información contactados por este confidencial desconfían de los planes reales de la banda: “No se han producido movimientos que indiquen que ETA tenga intención real de entregar las armas”.

Policías y guardias civiles especializados en la lucha anti-terrorista aseguran que ETA posee un gran arsenal armamentístico oculto en zulos que no están ‘fichados’ por los servicios de Información.

Los agentes consultados aseguran que, según sus investigaciones, “es posible la entrega simbólica de un material muy pequeño”. El objetivo, aseguran, es “avisar de un desarme lento”, para que sea el Gobierno quien tenga que dar el siguiente paso con un gesto hacia los presos.

Comentarios
Somos ECD
¿Buscas un medio de información libre, que no se casa con nadie?