Lunes 11/12/2017. Actualizado 13:42h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Defensa

El Gobierno no se esperaba un castigo así

España, marginada en la OTAN por su escasa implicación en las misiones para Irak y Ucrania

En la cumbre de Newport quedó fuera de las sesiones sobre los dos conflictos más graves del momento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los recortes del Gobierno en materia de Defensa también pasan facturas a la proyección militar internacional de España y a su peso en la OTAN. Así lo han comprobado quienes acudieron a la cumbre de la Alianza en Newport, donde los representantes españoles quedaron fuera de dos importantes reuniones.

Los socios prioritarios de la OTAN, reunidos en Newport. Los socios prioritarios de la OTAN, reunidos en Newport.

España no estuvo presente en las dos reuniones más sensibles a corto plazo para la Alianza Atlántica, en las que se discutió la hoja de ruta a seguir ante el conflicto de Ucrania y el auge del Estado Islámico en Irak y Siria.

Según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes políticas, a España se le comunicó que no estaría en esas reuniones después de que el gobierno diera “una respuesta un tanto tibia” a la pregunta de cuánto estaban dispuestos a aportar a estos dos conflictos.

Tanteos en las semanas previas

Tal y como explican estas voces, en las semanas previas a la cumbre de Newport (Gales), mientras se preparaban los grupos de trabajo, España recibió por el cauce habitual un “tanteo” desde la Alianza para conocer cuál era la disponibilidad del Estado para aportar medios a las hipotéticas misiones en Ucrania e Irak.

Tras analizar con detenimiento la petición, y consultando con el Estado Mayor de la Defensa cuál era la disponibilidad actual de la fuerza militar española, la respuesta del gobierno español no fue “la esperada por la OTAN” indican estas fuentes.

“España está para pocos compromisos”

La contestación a estos tanteos apuntaba a que España estaba dispuesta a cooperar con cualquier misión que llevara a cabo la Alianza con el apoyo de todos los socios, pero “no se especificó en qué consistiría, si se aportarían medios humanos y materiales, o si sería una colaboración más bien simbólica”.

“Se vino a decir que España está para pocos compromisos más de los que ya tiene” aseguran las fuentes consultadas. La aportación militar internacional de España, actualmente desplegada en Afganistán, Líbano, Yibuti, Malí, República Centroafricana, ha dejado a las Fuerzas Armadas “al límite de su cooperación internacional”. Con el estado de cuentas actual, no hay dinero para más.

Tirón de orejas para España

Además, durante la cumbre España recibió una seria advertencia por parte de la Alianza: si no se aumenta el presupuesto de Defensa –que lleve aparejado un aumento de la operatividad-, ira poco a poco siendo relegada hasta una posición casi irrelevante y testimonial en la cadena de toma de decisiones de la OTAN.

El principal impulsor de esta advertencia, explican estas fuentes, ha sido Estados Unidos, que “han tenido que suplir con sus medios las carencias que en los últimos años han mostrado otros socios –sobre todo los europeos- por los recortes presupuestarios” indica las fuentes a las que ha tenido acceso ECD.

La declaración conjunta de los 28 líderes de la Alianza apunta al objetivo futuro de que cada socio dedique un 2 por ciento del Producto Interior Bruto a la inversión en materia de Defensa. Sobre todo con el escenario geopolítico actual, donde Rusia ha aumentado un 50 por ciento su presupuesto de Defensa.

España es, actualmente, uno de los países que menos índice del PIB aporta a la cartera: un 0,9 aproximadamente –sin tener en cuenta créditos extraordinarios para cumplir con los pagos de los Programas Especiales de Armamento-.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··