Sábado 16/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Se ha puesto en marcha en todas las direcciones territoriales

BBVA ha implantado un sistema para detectar a los empleados con bajo rendimiento

Lleva meses aplicando el programa. Los trabajadores que no cumplen los objetivos acaban en el “Pool de bajo desempeño”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

BBVA ha puesto en marcha un nuevo plan de Recursos Humanos en toda su red de sucursales bancarias. Una de las líneas estratégicas de este plan provocó quejas iniciales de los empleados, ya que supone establecer un control sobre su rendimiento que podía conducir incluso a la extinción del contrato y el despido.

Oficina del BBVA. Oficina del BBVA.

Fue hace varios meses, en torno a mayo, cuando llegó a todas las direcciones territoriales en España este nuevo plan que el banco ha diseñado para su red de oficinas.

En el plan se incluyen medidas para reforzar el control sobre la actividad de los empleados de las sucursales. La idea es conseguir una mayor eficiencia al evaluar si los trabajadores cumplen los objetivos comerciales marcados por la empresa, explican a El Confidencial Digital fuentes internas conocedoras de este plan.

Dentro del BBVA causó al principio cierta inquietud ese punto referente al llamado “Pool de bajo desempeño”: es decir, la situación en la que son catalogados aquellos empleados que, sobre todo, están por debajo de los objetivos fijados.

De hecho, según ha sabido ECD, hubo trabajadores entre quienes cundió el nerviosismo cuando sus directores de oficina les presentaron este programa, ya que caer en la catalogación de “bajo desempeño” podría acabar conduciendo en la “desvinculación”, es decir, en la extinción del contrato de trabajo.

Tras una reunión de los sindicatos con la Dirección de Recursos Humanos del BBVA, la dirección precisó el objetivo del plan y se reajustó, por lo que la plantilla quedó más tranquila.

Fuentes del BBVA precisan que las evaluaciones anuales del rendimiento de los trabajadores llevan años haciéndose y que por tanto esto no es una novedad. Existen, aseguran, planes específicos para los distintos tipos de empleados que tiene el banco.

Añaden que además de este tipo de planes para identificar a aquellos miembros de la plantilla con bajo rendimiento y tratar de solucionarlo, también hay programas dirigidos a los trabajadores que tienen mejor desempeño, que destacan en su labor comercial, y a los que se incentiva para que sigan así.

Problemas de actitud y carencias de formación

En este “Pool de bajo desempeño” que lleva varios meses ya aplicándose, se van incluyendo, por indicaciones de los directores de oficina y de zona según el rendimiento que analizan, no sólo a los trabajadores que no llegan a los objetivos mínimos de contratación de productos bancarios. También son catalogados de esta forma los empleados que tienen problemas de actitud o de aptitud, o por ejemplo los que muestran poco compromiso con su trabajo.

Una vez son incluidos en el programa, las direcciones de Recursos Humanos se reúnen con esos empleados para tratar de detectar qué problemas causan el bajo rendimiento. Por ejemplo, si se da el caso de que el trabajador tiene determinadas carencias de formación para desempeñar su trabajo, el banco se encarga de formarlo en esos aspectos.

Además, también se estudia si el problema de incumplimiento de los objetivos mínimos es responsabilidad del empleado o es un problema genérico de esa sucursal, bien por su situación, por el municipio en que esté situado o por cualquier otra circunstancia.

Fuentes sindicales consultadas por El Confidencial Digital aseguran que la preocupación inicial de los trabajadores, que ahora se ha mitigado, respondía a lo que consideraron una amenaza de que si el empleado no llegaba a unos objetivos, se le ponía bajo vigilancia y podía acabar siendo despedido.

Ahora, afirman, después de la intervención de Relaciones Laborales el planteamiento del programa se ha concretado hacia lo que ellos sí apoyaban, que era que hubiera una evaluación de los objetivos en la labor comercial que se hace desde las sucursales. Además, aseguran que en estos meses que han transcurrido desde que se empezó a aplicar el “Pool de bajo desempeño” no tienen constancia de que haya habido ningún despido por este motivo.

Etiquetas
,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·