Sábado 26/05/2018. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los hoteleros afrontan Semana Santa entre la incertidumbre y la angustia: las bajas reservas y la incierta previsión del tiempo les hacen temer lo peor

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Semana Santa tiene asustado al sector turístico, tanto por el bajo nivel de reservas que han contratado hasta ahora como por los bajos ingresos esperados. Es la impresión que trasladan a El Confidencial Digital la patronal hotelera CEHAT y la patronal de agencias de viajes CEAV, a una semana del arranque del año turístico.

El temor a una flojísima Semana Santa se basa en dos preocupaciones principales: la recesión de la economía española y europea, y el efecto demoledor y negativo de la subida del IVA a la hostelería y el ocio, que produjo resultados nefastos en el último trimestre del 2012.

El IVA del ocio

La subida del IVA hostelero del 8 al 10% ha sido muy perniciosa, pero peor todavía la subida del IVA del ocio, la cultura y el deporte del 8 al 21%.

“El Gobierno se ha pegado un tiro en el pié y de paso a nosotros, que somos el 10% del PIB nacional. España vive del turismo, nuestra primera industria exportadora, y países intervenidos como Portugal y Grecia, han bajado el IVA al sector turístico”, dicen las patronales del sector, consultadas por ECD.

Las reservas, al 50 por ciento

Tanto los hoteleros como los agentes de viajes apuntan que las reservas a siete días del arranque de Semana Santa están en el 50% de la media de los últimos cinco años, “una cifra muy preocupante, cuando la Semana Santa del 2012 fue floja o mala, salvo algunas excepciones muy contadas”.

Los operadores turísticos matizan que, con ser mala esa cifra, es posible mejorarla ya que se ha instalado en los consumidores el síndrome de última hora: en los dos o tres días anteriores al arranque de Semana Santa se produce entre un 15 y 20% de reservas inesperadas, y ese golpe de reserva se repite entre Lunes y Miércoles santo.

No hay márgenes

La otra preocupación son los bajísimos márgenes de la hotelería, ya que las empresas han absorbido la subida del IVA y de los costes operativos, y se han situado en beneficios mínimos o incluso trabajando a pérdida para mantener cuota de mercado.

El ejemplo más escandaloso es Madrid donde existe una saturación de oferta hotelera que sitúa el precio medio de la habitación en 26 euros.

La excepción a este preocupante panorama son las ciudades con eventos procesionales famosos, como Sevilla, Málaga, Valladolid y Zamora, que tienen vendida toda la ocupación hotelera en Semana Santa y van a colgar el cartel de completo.

La meteorología

Se salvan también la Costa del Sol, Baleares, Canarias… y Benidorm. Estos mercados están muy asentados, viven del turismo internacional, no de la Semana Santa, por lo que disfrutan de un hueco y un tirón comercial que dura todo el año.

Y finalmente aparece la incertidumbre sobre la meteorología para esos días. La estadística dice que en el arranque de la primavera el tiempo tiene un 70% de posibilidades de ser malo, variable o revuelto. Este factor es determinante para la costa y los archipiélagos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··

Lectores El Confidencial Digital

DENUNCIAS DE LOS LECTORES

··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·