Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

Dinero

Los trabajadores de la construcción se pasan al sector industrial como carretilleros, manipuladores y fresadores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cientos de trabajadores de la construcción han abandonado el pico y la pala en busca de otras fuentes de ingresos como consecuencia del pinchazo inmobiliario. La salida laboral está en el sector industrial.

La crisis del ladrillo ha llevado a cientos de obreros y otros profesionales de los mercados inmobiliario y de la construcción a probar fortuna en otros sectores económicos. Así lo confirman a El Confidencial Digital desde la patronal de Empresas de Trabajo Temporal o ETTs, Agett.

Los trabajadores del colectivo obrero se decantan ahora por las empresas de trabajo temporal para buscar otra ocupación, señalan desde varias agencias de colocación. “Los principales perjudicados son los obreros y peones, además de los inmigrantes”.

Uno de los problemas que se están detectando entre los trabajadores desempleados que acuden a ETTs para conseguir otro puesto es que “no podemos recolocarlos en sus sectores de origen”, apuntan desde estas sociedades.

Para los expertos en gestión de recursos humanos el sector industrial es el más apreciado por la “calidad y cantidad de su demanda de nuevos trabajadores”.

Quienes se deciden a probar suerte en estos trabajos primero deben realizar el conocido como PRL o curso de Prevención de Riesgos Laborales. Esta formación es obligatoria según la normativa y “además es de los cursos que más se reconoce, por lo que da más puntos en un proceso de selección”, comentan los expertos.

Fuentes oficiales de Agett explican que la preparación que dan a sus candidatos depende del “puesto a cubrir y de la premura” con que las empresas soliciten que se cubran esas vacantes.

La formación que se exige puede durar “uno o varios días, una semana o hasta 1 y 3 meses en función del contenido”, exponen varias empresas de trabajo temporal consultadas por ECD.

En el apartado de conocimientos más técnicos o específicos, “lo que más están pidiendo es que les enseñemos a desempeñar las tareas propias de carretilleros, manipuladores de alimentos o de productos químicos o peligrosos y también como fresadores”.

“La industria manufacturera es la que más gente necesita ahora”, desvelan. “La industria es el sector económico con menos temporalidad”, aseguran. De esos contratos temporales el 76% se gestionan desde estas empresas.

Además, las empresas de trabajos temporales afirman que hay otros sectores además del industrial para los albañiles. “Les reorientamos a otros ámbitos para que puedan tener más oportunidades” como el sector servicios –fundamentalmente en turismo y hostelería, indican.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·