Jueves 14/12/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

La situación del juego online en Europa

La actividad del juego online representa ya una parte importante de nuestro ocio

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tanto si hablamos de apuestas deportivas, de casino, de bingo o de otros juegos en internet, esta actividad presenta en Europa un escenario con distintos marcos regulatorios que difieren según el país. En este artículo analizaremos dicho escenario no solo en España, sino también en otros mercados europeos

La situación del juego online en Europa La situación del juego online en Europa

España crece y se consolida a pesar de sus lagunas 

La consolidación del juego online en estos últimos años en España no es sino un reflejo de lo que ocurre en otros países de nuestro entorno, amén de la presencia de internet en casi todo lo relacionado con nuestro tiempo libre. En nuestro país, la Ley de Ordenación del Juego online en el año 2012 marca un antes y un después en el contexto regulatorio de esta actividad.

Para entender la importancia de la aprobación de este nuevo marco jurídico, baste decir que la situación anterior al proceso de otorgación de licencias para operar online apuestas o casinos en España por parte de la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) era la de un negocio que ya por entonces generaba millones, pero en el que las diferentes webs de juegos se movían a sus anchas sin un marco que regulara su actividad, sin pagar impuestos y sin que los usuarios tuvieran siempre garantizadas la protección de sus intereses.

Con la nueva ley, la obtención de una licencia por un operador implica una serie de estrictas garantías en aspectos como seguridad en las cuentas, prevención de la ludopatía o la estricta prohibición del uso a menores. Todo ello no ha hecho sino redundar en el crecimiento de una actividad en la que (según datos oficiales de la DGOJ relativos al 3er trimestre de 2017) los usuarios españoles se han jugado la friolera de más de 2.400 millones de euros en juegos online. 

          

          El juego online en continuo crecimiento en toda Europa 

De los 11.000 millones que la actividad movió en España en 2016, los operadores solo tuvieron una facturación real (tras descontar la cantidad destinada a premios) de apenas el 5% de esa suma. Algo que contrasta con mercados más maduros como el británico donde dicho margen está en torno al 30%. Los tipos impositivos varían y, así, en el caso de las apuestas deportivas se sitúa en el 25%.

La patronal del sector en España ha estado presionando al gobierno para la rebaja de los tipos impositivos. Hay grandes multinacionales del juego online que aun operando y con licencia en España, tienen el grueso de sus empleados en los países donde cuentan con sus sedes sociales y fiscales (Reino Unido, Irlanda o Malta).

A pesar de todas estas consideraciones, factores tales como el número de habitantes y su nivel socioeconómico, el nivel de penetración de internet, la tradicional afición de los españoles por juegos como la lotería o juegos de azar, el interés que el deporte (y no solo el fútbol) suscita en nuestro país hacen que todos los expertos coincidan en augurar a la actividad del juego online en España un excelente futuro. La previsión se sitúa en un ritmo de crecimiento anual de entre el 25% y el 30%.

 Reino Unido: el principal mercado en Europa

 Desde sus albores, el británico es el más importante mercado europeo para el juego online. Fueron muchas las compañías británicas con amplia experiencia en el sector de las apuestas deportivas tradicionales que abrazaron la idea de trasladar el mundo de las apuestas (sobre todo en fútbol y carreras de caballos) a las nuevas tecnologías. Según las encuestas, más de la mitad de los británicos apuesta al menos una vez al mes, una actividad que forma parte intrínseca de su carácter.

La regulación sobre los casinos en UK (además de las apuestas y los otros juegos de azar) cambió con la entrada en vigor en 2014 de una nueva directiva sobre juego y publicidad online que establece la fiscalidad del juego en el punto donde se consume.

El gobierno podrá recaudar impuestos solo sobre la actividad desarrollada por consumidores británicos. Conviene recordar que, con anterioridad a la entrada en vigor de la ley española, una empresa británica que tuviera clientes en España debía tributar en Reino Unido (y no en España) por la actividad generada por dichos clientes.

Al igual que ocurre con el resto de modalidades de juegos de azar, las ganancias no están sujetas a pagar impuestos. Para operar de manera legal en Reino Unido, las webs deben estar autorizadas por la Comisión Nacional del Juego (Gambling Commission) que es la responsable de otorgar las licencias.

Por todos estos factores, Reino Unido es el mercado más maduro en Europa con un margen de beneficio para los operadores en torno al 30%. Reino Unido sigue marcando la pauta en el juego online y hace unos meses se convirtió en el primer país europeo que legisla sobre criptomonedas (como el bitcoin) y su uso en las webs de juego.

El factor Gibraltar y Malta

Gibraltar a la espera del Brexit

Si el Brexit puede constituir en sí mismo una buena oportunidad para que empresas de la City londinense establezcan su sede en otros estados miembros, la salida de Reino Unido del paraguas comunitario supone asimismo una excelente oportunidad para atraer a España a importantes compañías de juego online actualmente ubicadas en Gibraltar. Las empresas de gaming online en la colonia británica controlan nada menos que el 60% del juego online en el continente, generan más de 3.000 empleos directos en un territorio de apenas 34.000 habitantes y suponen (junto al sector de los servicios financieros) casi la mitad de su PIB.

Una sentencia reciente del Tribunal de Justicia de la UE obligaba a las empresas del sector con sede en el Peñón a pagar impuestos del 15% sobre las cantidades jugadas, en consonancia con el importe a pagar en Reino Unido (aún por debajo del 25% que se paga en España).

De todas formas, el papel que jugará Gibraltar en el panorama europeo del juego cambiará sustancialmente con el Brexit. Gigantes del juego online como William Hill o Bet365 cuentan allí con oficinas y un buen número de empleados y se plantean ya muy seriamente su salida. Las autoridades confían en que las negociaciones del Brexit permitan que Gibraltar pueda seguir operando dentro de la UE.  Mientras tanto, otra jurisdicción clave en el escenario europeo se mantiene al acecho a la hora de atraer a empresas del Peñón.

Malta y su importante papel en el juego online en Europa

El sector del online gaming combinado con los servicios financieros representa alrededor del 40% del PIB del país más pequeño de la UE. La isla mediterránea se ha hecho un nombre gracias a su capacidad de atracción de numerosas empresas europeas gracias a una situación de casi paraíso fiscal (impuesto de sociedades de apenas el 5%). Hablamos, además, de un país con una privilegiada situación geográfica, de habla inglesa gracias a su reciente pasado colonial y que, como miembro de pleno derecho de la UE, permite el libre intercambio de servicios y personas en el territorio comunitario. 

          

          Malta juega un papel importante en la industria europea del juego

Una de cada cuatro empresas de juego online registradas y con licencia en España tiene de hecho su sede social (y la mayoría de empleados) en Malta. La UE hace ya tiempo que tiene a Malta bajo la lupa al considerar que su actual régimen de incentivos a las empresas representa competencia desleal.

Malta ha reaccionado con una campaña de limpieza de imagen ante el Parlamento Europeo, vendiendo transparencia y su total adherencia a la legislación europea. Ello después de que empresas e importantes políticos malteses se hayan visto salpicados por informes como los Papeles de Panamá o los Papeles del Paraíso. 

El futuro de Malta como polo europeo de atracción de empresas de juego online no parece aún en peligro, a no ser que la UE se decida a hacer algo al respecto de la armonización europea en el impuesto de sociedades.

Diferentes países, diferentes modelos 

Alemania y sus restricciones

Alemania presenta una de las regulaciones más estrictas de toda Europa. Solo las apuestas deportivas y juegos de lotería están permitidos en el territorio federal, mientras que está prohibida la organización de juegos de azar en internet como casino, póquer o bingo.  La primera economía europea ofrece un escenario en el que el juego online sigue suscitando recelo entre la clase política. 15 de los 16 Länder poseen una regulación común y la excepción está en Schleswig-Holstein con sus propias licencias a importantes operadores como Betfair, PokerStars o Bwin.

Recientemente, la Corte de Justicia de la UE se declaraba en contra de la restrictiva legislación germana con una resolución que probablemente derivará a largo plazo en una revisión del actual modelo con medidas más laxas. Pero en cualquier caso se trataría de un proceso de años. Aunque conviene destacar que ninguna persona ha sido procesada jamás en Alemania por el uso de un casino online, habrá que estar atentos a la dirección que la industria seguirá en los próximos años.

Dinamarca y Suecia, dos dinámicas diferentes

Uno de los modelos que Alemania podría acabar imitando podría ser el modelo de su vecina Dinamarca. El país nórdico realizó una apertura de su mercado en el año 2012 con un modelo que presenta similitudes con el modelo español y que acabó con la situación de monopolio estatal.

Tras la reforma, el regulador danés establece un modelo en el que los operadores pagan un 25% de sus beneficios brutos. Aunque el Estado haya mantenido su control sobre las loterías (algo que cambiará con la llegada de 2018), la actividad de apuestas deportivas, casino o póquer está regulada en régimen de licencias a operadores. A diferencia de España, los jugadores residentes en Dinamarca no tienen limitaciones a la hora de jugar contra jugadores de otros países o de depositar fondos en sus cuentas.

          

          El mercado sueco, uno de los más maduros de Europa

Suecia, por su parte, es uno de los mercados de juego online más maduros en todo el continente, particularmente en casino. Y ello a pesar de su modelo monopolístico.La Comisión Europea ha advertido al gobierno sueco sobre la necesidad de cambiar a un modelo de licencias similar al de otros países comunitarios. Suecia es no solo cuna de importantes nombres de compañías del sector como Unibet o Betsson que operan en otros países, sino que es en sí mismo un mercado bien asentado en segmentos como las apuestas.Con el actual sistema, se calcula que una cuarta parte de los jugadores suecos eligen a operadores extranjeros sin que los ingresos generados contribuyan a las arcas del país. El cambio regulatorio puede llegar a lo largo del próximo año.  

Los modelos italiano y francés

Desde su inicio, el mundo del juego online en Italia ha sido una tarta muy apetecible para los operadores directos del sector y también para grandes sociedades bancarias del país transalpino con importantes intereses en el sector. Italia implantó el modelo de licencias un poco antes que España y sus efectos han sido también muy positivos. Además, se aseguró de implementar una legislación muy estricta sobre el posible blanqueo de capitales.

En 2016 el juego creció en Italia un 31% en apuestas deportivas y un 35% en casino. El póquer, al igual que en el resto de Europa, experimentó un significativo retroceso, mientras que otros juegos como bingo o loterías crecían en torno al 20%. Cifras que convierten a Italia es uno de los mercados más lucrativos en Europa.

En el caso de Francia, su modelo de juego online es bastante restrictivo. En 2010 el regulador ARJEL comenzó a ofrecer licencias para apuestas, carreras de caballos y póquer online. Sin embargo, los casinos online siguen sin estar regulados, una medida proteccionista para la tradicional industria del casino físico en el país vecino.

Aunque la nueva legislación implementada en 2010 abriese el mercado a los operadores extranjeros, las restricciones y limitaciones son numerosas en forma de impuestos y cantidades máximas a cobrar por los jugadores (solo del 85% de las ganancias) con impuestos del 8,5%.

Han sido varios los intentos por parte de la industria de convencer a las autoridades galas de una mayor relajación en el sector. Varios operadores se han visto obligados de hecho a dejar el mercado francés estos últimos años, por lo que parece claro que el actual modelo necesita de cambios para que la industria sea más competitiva. ¡Aires de revolución para el juego online en Francia!

Etiquetas
, , ,

También te puede interesar...

Tendencias

Blue Banana: dos niños revolucionan la moda juvenil Leer

Cuídate

Beneficios del aumento de pecho Leer

Negocio

Factores que hacen de Montevideo una ciudad estable y atractiva para invertir Leer

Gourmet

5 Estuches de cata de aceites para regalar estas Navidades Leer

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··
··