Domingo 22/10/2017. Actualizado 01:00h

  • this image alt

elconfidencialdigital.com elconfidencialdigital.com

La web de las personas informadas que desean estar más informadas

·Publicidad·

El Chivato

Rajoy le coge el gusto a la camiseta sudada en televisión

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en televisión. El Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en televisión.

El plan de Mariano Rajoy durante otros periodos de vacaciones había sido “aprovechar para pasar un tiempo alejado de las cámaras y los micrófonos”, sin apenas comparecencias públicas. Optaba por el silencio y marcaba las distancias con la prensa.

Solo se le podía ver desde lejos en algún paseo con amigos por Ribadumia. “Aprovecha estos días para leer algo que no sean informes y desconectar”, solía contar alguno de sus colaboradores más estrechos. Poca cosa. Perfil bajo y poco ruido.

El pasado verano, sin embargo, todo cambió. Rajoy multiplicó sus apariciones ante los medios de comunicación. La intención de su equipo era dar imagen de que el presidente estaba trabajando para desencallar la situación en la que se encontraba España, y evitar las críticas por unas “vacaciones de playa y tumbona”.

Pues bien. En los últimos días, Rajoy ha vuelto a apostar por estas comparecencias desenfadadas, incluso nada más terminar de hacer deporte durante su descanso navideño en Sanxenxo. Es algo insólito.

Según ha podido escuchar El Chivato en ámbitos de La Moncloa, “Rajoy le ha cogido el gusto a esto de salir en la tele con la camiseta mojada”, bromean estos días en su entorno sobre estas entrevistas “a lo runner” que está concediendo.

Todos los días desde que se desplazó a Pontevedra, cuatro en total, Mariano Rajoy ha accedido a contestar a las preguntas de los periodistas que aguardan el final de su caminata con amigos. Todas las jornadas ha sido así, algo inaudito. La última vez, este mismo martes, para ofrecer una valoración sobre el dictamen del Consejo de Estado sobre el accidente del Yak-42.

Lo que sorprende de todo esto a quienes lo tratan a diario en el complejo presidencial es un pequeño detalle estético. Según le ha llegado a El Chivato, entre altos cargos de Moncloa sorprende un tanto el desaliño que muestra el presidente. “A Rajoy, siempre tan cuidadoso, se le ve, si no desmelenado, sí claramente despeinado. Una imagen que extraña en él”, comentan entre ellos.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·